jueves 19/5/22

«León puede ser tan policíaco como Londres»

Con gabardina, sombrero y gafas oscuras la trama negra está servida. Y en León pueden ser prendas muy útiles para muchas épocas del año. El escritor Alberto Meneses dice que la capital y Boñar son un escenario ideal para un thriller. El suyo próximo.
                      Alberto Meneses en dos instantáneas referentes a su actividad literaria y vital. A la izquierda, con la placa que le acredita como hijo adoptivo de Boñar, que le fue entregada hace tres años. Arriba, en una presentación ante su interminable lista de libros de producción propia. DL
Alberto Meneses en dos instantáneas referentes a su actividad literaria y vital. A la izquierda, con la placa que le acredita como hijo adoptivo de Boñar, que le fue entregada hace tres años. Arriba, en una presentación ante su interminable lista de libros de producción propia. DL

Puede ser una noche con niebla en torno a la Catedral. O un oscurecer lluvioso por carretera entrando en Boñar. León: escenario de thriller. Y el género es muy de escenografía típica, que más que un guiño al lector es una parte del estilo. Eso es lo que se planteó Alberto Meneses, un consumado autor de novela negra y de ciencia ficción con 17 títulos publicados y una aceptación más que decente en el arrollador mundo de los ebook. De todas formas, como las apariencias engañosas son armas para la literatura, Meneses aclara que hacer protagonista a León y Boñar en su novela es la forma de agradecer a esta tierra su acepetación. Que hasta es hijo adoptivo de Boñar.

No obstante, asegura que no le resultó difícil hacer de la provincia un lugar ideal para un truculento suceso en el que moverse sus personajes fijos, que los tiene como debe ser en toda saga novelesca que se precie. En este caso, Roberto Fuentes, que es casi a quien observar, puesto que es el que sigue la pista a todo. «Cualquier lugar da para una novela policíaca y León es tan buen sitio como lo puede ser Nueva York o Londres. Lo importante es la historia y que el lector se sienta atrapado por ella. Que además transcurra en lugares que los lectores pueden visitar o que incluso conocen, le da siempre un plus a la novela que muchos agradecen», avanza.

También hay en Meneses el gusto casi mercadotécnico por el que sus trabajos escritos se implican con el lugar en donde se desarrolla, lo que lleva a pensar que el beneficio puede ser mutuo. De esta manera, explica que «muchos de los lugares en los que se desarrolla la novela son fácilmente reconocibles y animo a los lectores a que los visiten. Boñar, al igual que otros lugares de la provincia de León, tiene mucho que ofrecer y con esta novela espero despertar el interés por conocerlos. En cuanto a los personajes y los hechos que se desarrollan en la novela, ya adelanto que son totalmente ficticios, aunque siempre pongo en ellos algo de mí y de las experiencias que he vivido a lo largo de estos años», afirma.

En su caso, la vocación de autor surge directamente en León, commo lugar de trabajo, reposo e inspiración. «Llevo residiendo en Léon quince años, buena parte de los cuales los he pasado en Boñar, una villa a la que me siento muy unido. Aquí me acogieron desde el primer día que pisé sus calles y he pasado momentos inolvidables. Siempre he sentido el cariño de sus gentes, tanto es así que hace tres años me nombraron hijo adoptivo, un título que llevo a gala desde entonces. Boñar es el lugar donde comencé mi carrera como escritor hace diez años. Allí presenté mi primera novela gracias a los amigos de la Asociación La Peralica, que apostaron por mí cuando era un escritor desconocido y que me dieron ese empujón que todos necesitamos al inicio de nuestra carrera. Sin ellos, mi carrera literaria no habría llegado hasta aquí», aclara para dejar patente su viva conexión con Boñar.

«Además, tenía una cuenta pendiente con Boñar, donde prometí situar algún día una de mis novelas. Aunque no lo haya hecho con Roberto Fuentes de protagonista (al menos de momento), creo que van a quedar igualmente satisfechos», insiste además de avanzar que habrá una protagonista en toda la historia: «La trama nació en mi mente a la vez que construía el personaje de Verónica Fuentes, una mujer marcada por su pasado y que sufre una intensa lucha interna», deja con toda la intriga posible como imán para lectura.

«León puede ser tan policíaco como Londres»
Comentarios