sábado 23/10/21
EDIFICIOS SINGULARES

León suma pisos en el olimpo de la arquitectura

Declaran la 'Casa Jardín' y el Complejo de SAnto Domingo edificios singulares del Movimiento Moderno. Ya hay nueve inmuebles leoneses en la lista Docomono
El Complejo de Santo Domingo y la llamada 'Casa Jardín', en el nñumero 7 de la avenida de la Facultad, ingresan en la lista de la Fundación Docomono. MARCIANO PÉREZ

Mientras París bullía en 1968, León estrenaba el edificio que representaba la ‘modernidad’, el Complejo de Santo Domingo. Esta inmensa mole gris es ahora objeto de culto. Diseñada por los arquitectos Javier Carvajal Ferrer y Jesús Arroyo Quiñones se asienta sobre las ruinas del convento de Santo Domingo, demolido para mayor gloria del Ensanche.


Meses antes el paseo de la Facultad había estrenado la llamada ‘Casa Jardín’, obra de los arquitectos García Quijada, Muñiz Sánchez y de Prada Poole. Se da la circunstancia de que el Musac dedica actualmente la exposición La arquitectura perecedera de las pompas de jabón al vallisoletano Prada Poole, un arquitecto que destaca por su voluntad de adaptación a los cambios sociales y medioambientales, y que genera unos proyectos arquitectónicos de naturaleza temporal, al servicio y respuesta de la necesidad del momento presente, flexible y adaptativa, con una marcada sensibilidad hacia los recursos naturales y gasto energético que permanecen, aún a día de hoy, de plena actualidad.

 

La Casa Jardín, en el número 7 de la avenida de la Facultad, y el Complejo de Santo Domingo acaban de ingresar en la nómina de edificios singulares del Movimiento Moderno, que promueve la Fundación Docomomo, creada en 1989 con el objetivo de catalogar, proteger y divulgar el patrimonio arquitectónico del citado movimiento. El Colegio de Arquitectos (Coal) lleva años intentando dar visibilidad a estos inmuebles y, coincidiendo con el Día Mundial de la Arquitectura —que este año lleva por lema ‘Arquitectura… vivienda para todos’— coloca una placa en uno de ellos para rescatarlo del olvido. El próximo lunes pondrá el rótulo en la Casa Jardín.

 

El inventario Docomomo de edificios singulares seleccionó en una primera fase casas de la mejor arquitectura del siglo pasado. Edificaciones conocidas por el nombre de sus propietarios, personajes como Pallarés, Ceremonias o Ridruejo, o bien conocidas por su mote popular, como la Huevera o la casa del Coño. En aquella primera fase León incluyó en el catálogo Docomomo 36 inmuebles.

 

Edificios muy particulares

 

Posteriormente, la nómina se ha ceñido únicamente a los representantes del llamado Movimiento Moderno, a los que se han sumado otros seis en los últimos años: el número 39 de Ramón y Cajal, los números 18 y 20 de la avenida de Roma, el número 10 de la calle Colón, la llamada casa Arriola, en la esquina de Ordoño y la avenida de Roma, todos ellos obra de Ramón Cañas del Río y Juan Torbado Franco, así como la llamada Casa Sindical Provincial, actual sede de la Oficina Territorial de Trabajo, en el número 27 de Gran Vía de San Marcos, diseñada en 1974 por los arquitectos Alfonso Valdés Ruiz de Asiain y Javier Velles Montoya. Además de estos seis edificios, y los dos nuevos que acaban de ingresar, la lista suma otro más. Se trata de una vivienda unifamiliar situada en Caboalles de Abajo, erigida en 1958 por el arquitecto José Gómez del Collado. En total hay 45 edificios en la lista Docomomo —36 monumentales y nueve del Movimiento Moderno—.

 

Los expertos son conscientes de la importancia de identificar, estudiar e inventariar este patrimonio, puesto que aquello que no esté declarado o protegido a escala nacional e internacional está en peligro real de desaparición. De ahí el proyecto de la Fundación Docomomo de crear una lista con los edificios más relevantes de la arquitectura racionalista erigidos entre los años 1925 a 1965.

León suma pisos en el olimpo de la arquitectura
Comentarios