martes. 05.07.2022
PATRIMONIO

Los monumentos de León alojan fantasmas

Reyes, santos y obispos se ‘pasean’ por los principales monumentos de la capital leonesa o, al menos, eso dice la leyenda. La Catedral aloja hasta cuatro, pero también vagan por el Palacio del Conde Luna y el Castillo de León
Escultura de la muerte en la fachada sur de la Catedral de León. RAMIRO

Los monumentos de León albergan muchos misterios. En cuatro de ellos habitan fantasmas o eso dicen las leyendas. El programa que dirige Iker Jiménez, Cuarto Milenio, los ha buscado en varias ocasiones. Incluso, llegó a grabar hace tres años psicofonías en el Palacio del Conde Luna para averiguar si el espectro del obispo Rodrigo de Vergara vagaba por este edificio del siglo XIV que arrastra una truculenta historia. El temible Tribunal de la Inquisición tuvo aquí su sede y siglos después el palacio albergó una funeraria. Demasiados muertos entre los muros que mandaron construir Pedro Suárez de Quiñones y Juana González de Bazán en 1388. El palacio, declarado Monumento Nacional en 1931, ha sufrido muchos accidentes, incluida la explosión de una bombona en 1976 y el desplome del torreón renacentista en 1979, lo que contribuyó a acrecentar la ‘leyenda negra’ de este inmueble que hoy es Centro de Interpretación de la Historia del Reino de León.


El Palacio del Conde Luna. MARCIANO PÉREZ

El Palacio del Conde Luna. MARCIANO PÉREZ

El sacerdote y periodista onubense Carlos Ros confirmaba, en el libro Los fantasmas de las catedrales de España, que en la Pulchra se pasean cuatro espectros. Ros, licenciado en Filosofía y Teología e investigador de la historia de la Iglesia, se refiere a Ordoño II, cuyos restos reposan en un sepulcro situado en la girola; también penaría por la Catedral el alma de Manrique de Lara, impulsor del templo actual; así como el obispo san Alvito, que trajo los restos de san Isidoro; y, por último, el mismo patrono san Froilán.

 

El Castillo de León, sede del Archivo Histórico Provincial, se encuentra ubicado en la antigua cárcel medieval destinada a prisión de nobles. En 1862 se convirtió en cárcel de presos comunes, hasta que en 1962 fue abandonada. Monumento histórico desde 1931, en torno al edificio han surgido varias leyendas. La más enigmática es la del fantasma del conde, que habitaba en este castillo y se ocupaba de la defensa de las murallas de León. Dicen que en la torre se oye un murmullo, que algunos atribuyen al alma en pena del conde.

Palacio de Gaviria. F. Otero Perandones.

Fachada del Conde de Gaviria, FERNANDO OTERO PERANDONES

Cuenta Francisco de Cadenas, conde de Gaviria, que su Palacio de León tuvo un fantasma. Acudía cada noche a dormir a una de las habitaciones. Nadie sabía quien era, de donde venía ni las intenciones que albergaba. Fue tanta la expectación que levantó que incluso un canónigo de la Catedral, Francisco Salado, se atrevió a realizar un rudimentario experimento de autenticidad. Puso de lado a lado de la puerta un hilo imperceptible sujeto con unas chinchetas. A la mañana siguiente, el hilo permanecía intacto y la cama con signos evidentes de que alguien había pasado allí la noche.

 

La llamada casa de Zuloaga, cuyo portal está decorado con azulejos del artista vasco, ubicada en la calle Sierra-Pambley, es célebre por las historias de susurros, movimientos de muebles y raros sonidos. Cuentan que es el fantasma de Fernando Merino, que se suicidó en 1929. En el Palacio de Villasinda, en la calle Ancha, se oían los pasos de Pamela Leonor, hermanastra del dueño del inmueble —Alonso Henríquez de Acuña, conde de Valencia de don Juan—, una mujer de desmedidos instintos criminales.

Portal de la Casa Zuloaga. BRUNO MORENO

Portal de la Casa Zuloaga. BRUNO MORENO

El castillo de León, en el Arco de la Cárcel. JESÚS F. SALVADORES

El castillo de León, en el Arco de la Cárcel. JESÚS F. SALVADORES

Los monumentos de León alojan fantasmas
Comentarios