miércoles. 30.11.2022
OCIO ALTERNATIVO

En el Musac los artistas de verdad no tienen dientes

El museo invierte 35.000 euros en arte improvisado en vivo. El ciclo, titulado ‘Rodeo’, contará con Itziar Okariz, Carlos María Romero, Discoteca Flaming Star, Costa Badía, Dora García y Marc Vives Muñoz.

En la época dorada del Musac, sin limitaciones presupuestarias, contrataban caballos y perros adiestrados para hacer performances o encerraban en una cuarentena a los artistas vascos Txomin Badiola, Jon Mikel Euba y Sergio Prego. Ahora el Musac ha decidido hacer un Rodeo —como ha titulado el ciclo— y retomar el arte en vivo. Un género cuyo sentido, en la era de Instagram, se empiezan a cuestionar artistas como Anne Imhof, la nueva estrella del arte.

Sin embargo, nunca se habló tanto del Musac como en la época en la que el museo agitaba la cultura nacional con sus propuestas más atrevidas y había público dispuesto a servir de conejillo de indias.

El comisario independiente Aimar Arriola, que ha organizado exposiciones y programas públicos, propios y de encargo en el Macba de Barcelona, The Showroom de Londres o los madrileños Centro-Centro y CA2M, es el ‘cerebro’ de Rodeo. Según el Musac, Rodeo se propone como «un lugar donde el público podrá reconsiderar su experiencia de las cosas, donde la relación entre cuerpos, espacios y tiempo no pase por la linealidad y las formas rectas».

Seis propuestas

La programación arranca el día 21, a las 19.00 horas, con Diario de sueños (El cuaderno beige), una performance de la artista Itziar Okariz, con la transcripción de sus sueños como base. Le seguirán las propuestas del artista colombiano Carlos María Romero (2 de diciembre), Muy serio (football T-shirt), en la que una camiseta de fútbol es el punto de partida para señalar y procesar cuestiones de pertenencia y patriotismo, ancestralidad y territorio; el grupo de colaboración artística multidisciplinario Discoteca Flaming Star (10 de febrero), con el programa One, Two, Free, For (Hospital(y)tis); la artista Costa Badía (17 de marzo), que presentará Cenicienta, una performance que gira en torno a la validación del error, lo raro y lo excepcional; Dora García (26 de mayo); y Marc Vives (9 de junio).

PROGRAMAMUSAC

Esta edición se ha concebido como un prólogo, «como una oportunidad de identificar diferentes caminos de investigación y de formato que caracterizan la performance, atendiendo a la singularidad de cada propuesta», explica el Musac.

La artista vallisoletana Dora García, muy vinculada a León, donde pasó su juventud, volverá al Musac —que ya le dedicó la monográfica Vibraciones— con Real artists don’t have teeth (Los artistas de verdad no tienen dientes). Dora García rescatará la performance que presentó hace doce años en el Moderna Museet de Estocolmo y que consiste en invitar a los visitantes a acercarse a la escultura Roba este libro, un libro con una tirada de 250 ejemplares, lo que les suscitará un dilema: si sucumben a la invitación, corren el riesgo de ser pillados cometiendo un delito.

Rodeo, que ha costado 35.000 euros —sumando el comisariado, los honorarios de artistas, desplazamientos, alojamientos y folletos, según aclara el Musac—, concluirá el 9 de junio con La fiesta (el concierto), de Marc Vives Muñoz.

En el Musac los artistas de verdad no tienen dientes
Comentarios