lunes. 15.08.2022

La Olmeda amplía su colección

La Villa Romana La Olmeda ha incorporado un órgano romano a su colección y anuncia unas jornadas musicales en otoño El yacimiento conserva 27 mosaicos
                      El yacimiento de la Villa Romana fue declarado Bien de Interés Cultural en 1996. DL
El yacimiento de la Villa Romana fue declarado Bien de Interés Cultural en 1996. DL

Situado en Pedrosa de la Vega (Palencia), el yacimiento conserva 27 mosaicos de entre los siglos IV y V, que decoraban los suelos de las 35 habitaciones que componían la villa. Un auténtico palacio de un terrateniente de la época de Diocleciano y Teodosio I que la revista National Geographic ha señalado entre los doce más importantes recintos arqueológicos del mundo.

A partir de documentación histórica y testimonios escritos de Nerón, Cicerón o Quintiliano, la Diputación de Palencia ha enriquecido la colección con la primera réplica de un instrumento musical de origen romano, el hydraulis. Probablemente, el primer instrumento de teclado de la historia. Popularizado en la antigua Roma como acompañamiento musical, el hydraulis es un órgano con un mecanismo que combina agua y aire para crear el viento que alimenta su tubería.

A finales de septiembre se celebrarán las primeras Jornadas de Arqueomúsica para profundizar en el hydraulis y entender su éxito en teatros, anfiteatros y circos, así como en reuniones sociales o litúrgicas en época antigua.

Con el objetivo de difundir el patrimonio histórico y organístico de la provincia, la diputación palentina, propietaria y gestora de la Villa Romana La Olmeda, encargó la realización de una réplica del hydraulis a un reputado taller artesano (Acitores). Su investigación sobre el instrumento en las fuentes escritas y en los restos arqueológicos es lo que ha permitido construir esta recreación. Así, hoy podemos conocer su funcionamiento y su sonido. Este hydraulis tetracordo (es decir, con cuatro hileras de tubos) de dieciocho notas diatónicas, según los modelos griegos, es apto para su pleno funcionamiento en actuaciones musicales.

La Villa Romana es un conjunto declarado Bien de Interés Cultural en 1996, con una gran mansión rural del Bajo Imperio (siglo IV d.C.). La villa palaciega, descubierta en 1968 de forma casual por Javier Cortés en sus tierras de labranza, abarca una extensión de 4.400 metros cuadrados.

La Olmeda amplía su colección
Comentarios