jueves. 11.08.2022

Once candidatos para el Musac

El presidente de la Fundación Siglo elegirá a los cinco miembros de la comisión que designará al quinto director del museo tras la polémica salida de Manuel Olveira
Manuel Olveira, el último director del Musac, ante la exposición ‘Archivo Covid’, de la que es el comisario. J. CASARES

¿No hay quinto malo? La Consejería de Cultura de la Junta anunció ayer que ha recibido once solicitudes para cubrir el puesto vacante de director del Musac, a quien le finalizó el contrato este mes y ‘levantó alfombras’ antes de irse. Los tres primeros responsables del museo, Rafael Doctor Roncero, Agustín Pérez Rubio y Eva González, dimitieron por «agotamiento», aunque después reconocieron «injerencias intolerables» de la Fundación Siglo.

El proceso de selección entre los once candidatos correrá a cargo de una comisión designada por el presidente del Patronato de la Fundación Siglo y formada por un presidente y cuatro vocales. De estos vocales, al menos tres serán designados entre directores de museos o centros de arte contemporáneo o expertos en gestión de instituciones museísticas, artísticas o culturales, más un secretario con voz y sin voto. «La relación de los integrantes que forman parte de la comisión de selección se dará a conocer en los próximos días», comunicó ayer la Junta en una nota de prensa.

La comisión de selección podrá disponer, si así lo cree conveniente, de asesores especialistas para todas o algunas de las fases, que actuarán con voz, pero sin voto, en las sesiones de la comisión.

Tanto los miembros de la comisión de selección como los asesores que pudieran intervenir deberán firmar una declaración de confidencialidad así como de no incursión en los supuestos de abstención recogidos en el régimen jurídico del sector público.

El Instituto de Arte Contemporáneo (IAC) ha afirmado que no puede refrendar las bases de este concurso, centrando su malestar en dos aspectos básicos e imprescindibles como es la indefinición de la comisión de selección y la falta de independencia de la futura dirección del Musac. «Los miembros de esta comisión de selección deberían ser conocidos a priori para garantizar que se trata de verdaderos expertos en arte contemporáneo cuyo perfil profesional demuestre plena independencia y conocimiento de un sector especializado como es el arte contemporáneo», explicó el IAC en una carta abierta.

El quinto director del Musac tendrá un contrato de alta dirección, a tiempo completo, de carácter temporal y por un período de cuatro años prorrogable por otros cuatro como máximo. Se exige una experiencia mínima de ocho años en un cargo similar, el salario bruto es de 63.507 euros y el elegido estará a prueba durante seis meses.

Críticas y denuncias

La convocatoria deja claro que dependerá directamente de los órganos de gobierno de la Fundación Siglo, lo que ha desatado las críticas no solo del IAC, sino de varios partidos políticos, como IU y UPL, que consideran «intolerables» las injerencias de la fundación en el Musac.

El procurador leonesista Luis Mariano Santos interpeló en el pleno de las Cortes al consejero de Cultura, Javier Ortega, sobre las «perlas» que el Olveira lanzó contra la gestión de la Junta en el Musac y, especialmente, por la pérdida de autonomía respecto a la Fundación Siglo, la falta de presupuesto y el «acoso y la violencia en su gestión».

Santos también cuestionó el proceso de selección del futuro director del Musac, por las «irregularidades» y por atentar contra el código de buenas prácticas para este tipo de procesos, que se ha enmarcado en la «gestión caprichosa» de la consejería». Ortega replicó que lo manifestado por Olveira son «opiniones».

Los once candidatos participantes en el proceso de selección han tenido que presentar una propuesta de dirección del museo, que será valorada en función de diferentes parámetros, como son la calidad, coherencia, concreción y planificación temporal de su desarrollo y adecuación a la realidad presente y futura del Musac.

El consejero de Cultura y Turismo aseguró el pasado día 16, durante la reapertura de la Casa Botines, que la elección de un nuevo director permitirá «dar un impulso» al Musac, ya que «a pesar de estar en León, también tiene una dimensión regional», por lo que la voluntad del Gobierno autonómico es que «coja nuevos aires y nuevos vuelos» y que «todavía promocione más» a la ciudad, así como «la maravillosa colección que tiene, que es bandera de Castilla y León en el mundo». Ortega no especificó qué entiende por «nuevos aires» y si persigue un cambio radical en el estilo de un museo que solo superó los 100.000 visitas.

Once candidatos para el Musac
Comentarios