domingo 28/2/21
En pleno casco histórico

Palacios de la Valduerna halla su pasado visigodo

«Extraordinario valor», según los arqueólogos. También, el que la sigue lo consigue, para la asociación El Embrujo de la Valduerna. El caso es que el casco histórico de Palacios es un arca encontrada de tesoros históricos, visigodos y romanos. Ahora reclaman que las instituciones obren en consecuencia.
Calzada romana entre Palacios y La Bañeza. DAVID G. LÓPEZ

Las prevenciones, aunque estaban cargadas de mucha fe, se convirtieron en convicciones cuando los arqueólogos profesionales que llevan tiempo trabajando sobre el terreno confirmaron «el extraordinario valor» de los hallazgos encontrados en pleno casco histórico de Palacios de la Valduerna. El pasado visigodo y romano salía a la luz y daba para la imaginación de qué ocurría en el pueblo tantos siglos atrás. Si el pasado romano ya era un hecho probado, ahora bastaron prospecciones de poco más de dos metros para encontrar vestigios por ejemplo de lo que tuvo que ser una torre visigoda.

La entusiasta asociación El Embrujo de la Valduerna es una de las entidades más activistas en todo lo que se refiere a la cultura de la comarca. Promonumenta también ha realizado labores fundamentales. Y las instituciones, el resto.

Así, bajo la dirección científica de Begoña Fernández Rojo, doctora en Historia (Universidad de León) como arqueóloga, junto a Javier Fernández Lozano, profesor del departamento de Ingeniería Minera, Topografía y Estructuras de la Escuela Superior y Técnica de Ingenieros de Minas, de la Universidad de León, comenzó un trabajo junto a un equipo de investigación compuesto por Rebeca Martínez García, arquitecta; Hugo Martínez Fernández, licenciado en Historia y Geografía; y José Luis Pérez Fernández, topógrafo.


Imagen aérea de archivo de la localidad leonesa de Palacios de la Valduerna donde se han llevado a cabo los recientes estudios. N. V.


«El motivo por el que se impulsa este proyecto de investigación arqueológica es el hallazgo, durante unas obras, de escaleras que descendían en dos edificaciones ubicadas a ambos lados de la plaza de la iglesia, denominada Plaza Santa María. Esto suscitó un interés en los habitantes del municipio, sobre todo en la Asociación Cultural El embrujo de la Valduerna, promoviendo la idea de realizar un estudio que permita conocer si existe algún corredor o galería subterráneo que conecte ambas residencias», exponen de manera inicial.

Además, esta hipótesis es refrendada por la tradición oral mantenida desde antaño en el pueblo, que aseguran que existe. Uno de los edificios, es el Museo Etnográfico, conocido como Panerica, por ser este el emplazamiento donde los habitantes de Palacios de la Valduerna almacenaban durante el periodo medieval los diezmos que debían entregar a la iglesia. Tras esta etapa el edificio dejó de cumplir esta funcionalidad para ser utilizado por la parroquia para otros fines. Pero hace unos años la Diócesis de Astorga cedió este local a la asociación para poder crear en él un pequeño museo local que recoja las tradiciones de la zona y las actividades socioculturales que en ella se realicen.

«Conociendo estas hipótesis, nuestro objetivo principal se focaliza en corroborar la posible existencia de este conducto bajo tierra que comunicase ambos espacios, así como cualquier otro elemento que se encuentre en el subsuelo de la Plaza de Santa María de Palacios de la Valduerna», añaden.

Por eso, fuentes de la asociación del municipio, por recomendación de los expertos, creen que ahora es fundamental el papel de las instituciones provinciales y autonómicas para que se ponga en valor lo que puede ser no solo un ejercicio de conservación y aportación patrimonial sino también de reactivación ecoturística y artística para toda la zona.

«En realidad es como si estuviéramos viajando hacia los orígenes de la historia», explican desde la asociación, uno de los grandes activos de la comarca, que casi dejan así un titular legendario para un lugar de tanta historia.

«Hemos encontrado construcciones de la época visigoda y de la romana. Con muros de lo que podría haber sido una torre», relatan los representantes del El Embrujo de la Valduerna. Y de esa importancia que advierten viene la necesidad de actuación a todas las bandas posibles por parte de las instituciones. «Más que fotos, lo que tenemos ahora es como si fuera la ecografía de la Valduerna. Solo la entienden los especialistas. Pero lo que podemos asegurar es el innegable valor patrimonial», añaden. La plaza de Palacios será el kilómetro cero de los hallazgos visigodos y romanos. Luego, como siempre, todo está en los libros. Y de ahí rescatan menciones milenarias en torno al pueblo, que es, en suma, historia de León.

Palacios de la Valduerna halla su pasado visigodo
Comentarios