jueves. 11.08.2022

Alcaraz va muy en serio

El tenista murciano despacha a Otte en hora y media
                      Carlos Alcaraz venció a Otte con un contundente 6-3, 6-1 y 6-2 en hora y media. TOLGA AKMEN
Carlos Alcaraz venció a Otte con un contundente 6-3, 6-1 y 6-2 en hora y media. TOLGA AKMEN

Carlos Alcaraz nunca había terminado un partido de Grand Slam en tan poco tiempo como ayer. En apenas una hora y 39 minutos, el español destruyó a Oscar Otte (6-3, 6-1 y 6-2) y firmó su victoria más rápida en un grande para colarse en octavos de final de Wimbledon por primera vez en su carrera.

El murciano se estrenará en la segunda semana del Grand Slam londinense después de su mejor actuación del torneo. Ante Otte demostró que no es exceso de confianza cuando asegura que puede jugar bien en hierba y que le gusta esta superficie. El partido ante el alemán, que pecó de nervios y de tener enfrente a uno de los mejores del mundo, rozó la perfección, lo impecable. Fue una hora y media de vapulear al germano, considerado un verdadero peligro en estas pistas y uno de los hombres a evitar en el cuadro por su estado de forma.

El triunfo se coloca como el más veloz de su carrera en Grand Slam, por encima del que se apuntó en primera ronda de Roland Garros hace unas semanas contra Juan Ignacio Londero en una hora y 54 minutos.

Alcaraz, en sus primeros octavos de final en Wimbledon, jugará contra el italiano Jannik Sinner, que venció a John Isner, y que vivirá el segundo duelo de su carrera contra el español. Alcaraz ya le venció en el Masters 1.000 de París la temporada pasada.

Si lo de Alcaraz fue una exhibición, lo de Novak Djokovic no se le quedó atrás. El serbio, en su tónica habitual en estas primeras rondas, fue un rodillo ante su compatriota Miomir Kecmanovic, al que tiene bien tomada la medida y al que desintegró (6-0, 6-3 y 6-4) camino de los octavos de final número catorce en su carrera.

De menos a más durante el torneo, Djokovic ya está en la segunda semana con su favoritismo confirmado por su juego. Si su raqueta quiere, el cuarto Wimbledon consecutivo puede ser coser y cantar, porque en hierba, sus rivales son pocos. Al nivel del primer set, en el que infligió su primer ‘rosco’ del torneo, casi nadie puede hacerle frente. El siguiente obstáculo tiene como nombre Tim Van Rijthoven, que viene con ocho victorias consecutivas.

Alcaraz va muy en serio
Comentarios