sábado 24.08.2019
LIGA ASOBAL

Carou se probará hasta el jueves para ver si está listo

El pivote argentino no pasará más pruebas médicas y su participación ante Bidasoa dependerá de los entrenamientos.
Carou se probará hasta el jueves para ver si está listo

Gonzalo Carou se probará a lo largo de la semana antes de tomar una decisión respecto a si juega o no este viernes contra el Bidasoa, segundo clasificado, a dos puntos del Abanca Ademar, obligado a ganar a los de Jacobo Cuétara en el Palacio para no ceder terreno en la pelea por los puestos europeos.

El pivote argentino sufrió durante el Mundial una lesión en su muñeca derecha que lastró su participación con Argentina.

Desde los servicios médicos del club fijaron en «unas tres o cuatro semanas» el tiempo de baja del jugador franquicia en la defensa del equipo leonés, que acusó su ausencia, sobre todo ante Logroño, y también en algunos momentos de la primera parte frente al Anaitasuna. Mosic respondió bien en esa tarea, junto a Pesic, pero el desgaste de ambos en el centro del 6-0 reduce sus prestaciones en ataque. Si se cumplen las previsiones de los galenos, el capitán de la albiceleste reaparecerá frente al Bidasoa.

Si bien, Gonzalo Carou no pasará ninguna prueba médica en los próximos días y su concurso el viernes dependerá de las sensaciones que tenga durante las sesiones de entrenamiento —según afirman desde el Ademar— que ha programado Guijosa para preparar «una final» por esa segunda plaza que conduce a la Champions. Ya no tiene la férula que inmovilizaba la articulación.

El que no estará seguro es Juanjo Fernández, otro especialista en defensa, que tuvo que pasar por el quirófano para corregir una lesión en el hombro izquierdo. Así, el doctor Manuel Leyes, responsable del equipo médico, junto con César Flores, que intervino al lateral del Abanca Ademar confirmó ayer que la evolución de la lesión va «sin retrasos y mejor de lo esperado».

Al jugador manchego se le realizó en la Clínica Cemtro de Madrid una cirugía en la articulación, anteriormente intervenida en mayo de 2017. Manuel Leyes se mostró «agradablemente sorprendido» de la «buena movilidad —después de cuatro semanas de la intervención—, con escasa rigidez, lo que supone una ventaja en la recuperación», que se estimó inicialmente en cinco meses.

Como primera medida, se le ha retirado el cabestrillo que protegía el hombro para poder iniciar el tratamiento fisioterapéutico y se mantendrá tan solo en horario nocturnos durante las próximas dos semanas. Hasta el tercer mes se requiere «una precaución en el trabajo a realizar», señaló el especialista y, a partir de entonces se podrá incrementar la carga.

Fernández se produjo la lesión en los últimos compases del último encuentro de la Liga de Campeones ante el Elverum Noruego, disputado el pasado 1 de diciembre y, tras realizarse diferentes pruebas, se optó por la intervención quirúrgica, tras haber sufrido una recaída del problema que ya había tenido en el mismo hombro izquierdo en el partido de Liga ante el Granollers en septiembre.

En un primer momento se optó por un tratamiento conservador en una articulación que ya había sido intervenida en mayo de 2017, pero dada la inestabilidad en un hombro ya problemático y el hecho de buscar una solución más segura, llevaron a tomar la decisión de pasar de nuevo por el quirófano.

Carou se probará hasta el jueves para ver si está listo