miércoles. 01.02.2023
| Fútbol | Llega el tercer refuerzo |

Cifuentes es el «socio» de Fran Silvano anunció el adiós de Úriz y más refuerzos

El madrileño, que fue presentado ayer como nuevo jugador de la Deportiva, es un lateral que gusta de irse al ataque y también consumado especialista en el lanzamiento de faltas
Tenía ganas Dani Cifuentes de enfundarse la camiseta de la Ponferradina, una zamarra que no extrañará porque es muy similar a la de su club de procedencia, la Real Sociedad de San Sebastián. Por eso no extraña que antes de saltar al terreno de juego para realizar una pequeña sesión de entrenamiento junto al preparador físico, Manolo Santos, después de ser presentado oficialmente en sala de prensa, el madrileño pasara al vestuario para vestirse ya como esperan verlo pronto los aficionados blanquiazules. Es normal si se tiene en cuenta que el bueno de Dani estaba contando muy poco en su equipo durante la temporada actual. Amorrortu apostó por él pero luego llegaron Bakero y ahora Lotina y las cosas se complicaron. Ahora intenta recuperar el tiempo perdido en Ponferrada, para ayudar al equipo en su lucha por la permanencia. Empezaba explicando el modo en que se fraguó su contratación: «Sabía que la Ponferradina se había interesado mucho por mí y lo primero que hice fue ponerme en contacto con amigos míos que conocían este club y la verdad es que me hablaron maravillas tanto del equipo como de la ciudad y no dudé ni un minuto en venir aquí». También ayuda que su esposa, zamorana de nacimiento, sea descendiente de leoneses, lo cual terminó de convencer a Dani por la proximidad de la ciudad con la familia. Analizando la situación que va a encontrar Cifuentes en la Ponferradina, el jugador lanza un mensaje de esperanza: «Yo vengo de pasar dos años difíciles en la Real y nos hemos salvado, aquí las cosas están complicadas pero queda toda la segunda vuelta y puede pasar de todo». Tiene claro cuál es el secreto para revertir la situación: «Lo importante es que no nos marquen goles y si lo logramos, seguro que nosotros haremos unos cuantos que nos llevarán hacia arriba». Está preparado para jugar: «Estoy listo porque entrenaba cada día en Zubieta, yo me muevo por la banda derecha y me gusta irme arriba también». Esta es una de las claves de su contratación porque Pichi quiere reforzar la capacidad ofensiva de ese costado en el que Fran será su complemento. Cifuentes conoce la categoría porque militó en aquel Eibar de Mendilíbar que no subió a Primera de casualidad: «Son partidos muy igualados porque hay un gran equilibrio entre la mayoría de los equipos y donde la fuerza tiene mucho que ver». También conoce El Toralín de cuando jugó con el Zamora y dice tener muy buenos recuerdos de este campo, donde marcó un golazo contra la Ponferradina precisamente. Por cierto que Cifuentes es un gran especialista en las jugadas a balón parado y espera dejar constancia de esta virtud aquí «si el entrenador me deja tirarlas, claro». Para Cifu, como se le conoce en el mundo del fútbol, sería esencial «ganar un par de partidos, si lo logramos, las cosas se verán de otra manera, yo vengo con toda la ilusión de salvar a la Ponferradina y después ya se verá». Lo dice porque le quedan dos años de contrato con la Real, hasta junio de 2009.

Cifuentes es el «socio» de Fran Silvano anunció el adiós de Úriz y más refuerzos
Comentarios