domingo 22/5/22
dl20p34g1

La selección española de balonmano tratará de dar hoy (18.00 horas, en Teledeporte) el primer paso hacia las semifinales del Europeo de Hungría y Eslovaquia, con un triunfo sobre una Alemania que se ha visto obligada a remodelar casi medio equipo a causa de los numerosos casos de coronavirus detectados en la expedición germana.

De los diecinueve jugadores con los que el seleccionador alemán, el islandés Alfred Gislason, arrancó el campeona, siete han causado baja tras dar positivo por coronavirus. Entre ellos piezas básicas como el portero Andreas Wolff, el lateral Kai Häfner, el «cañonero» Julius Kühn o los extremos Timo Kastening y Marcel Schiller.

Una larga lista a la que sumar al joven lateral Hendrik Wagner que tras ser llamado para sustituir a Kühn, el primer jugador infectado en el equipo alemán, tuvo que se aislado nada más llegar tras dar positivo en la prueba PCR a la que se sometió al aterrizar en Bratislava.

Circunstancia que obligó al preparador alemán a convocar de urgencia al portero Johannes Bitter, al extremo Rune Dahmke, al pivote Sebastian Firnhaber, al lateral Fabian Wiede y al central Paul Drux, que podrá jugar gracias a una excepción de la Federación Europea, ya que ni tan siquiera figuraba en la lista inicial de 35 inscritos para el torneo.

La situación se complicó aún más ayer tras. Y es que la Federación Alemana de Balonmano (DHB) informó de que otros cuatro miembros de su selección han dado positivo de covid-19, lo que eleva a doce el número de casos del conjunto. En principio el partido contra España no se suspenderá salvo que haya más casos.

La covid amenaza el partido de España
Comentarios