martes 24/5/22

El Consejo Superior de Deportes (CSD) concedió la medida cautelar solicitada por el presidente de LaLiga, Javier Tebas, que afecta, en especial a los partidos Sevilla-Barcelona y Villarreal-Alavés, que debían jugarse este fin de semana y que se han visto notablemente afectados por los encuentros de la Conmebol que impide a los jugadores sudamericanos de estos equipos convocados llegar en las mejores condiciones a sus clubes.

Ambos partidos estaban inicialmente fijados para jugarse el próximo sábado, no pudiendo pasar al domingo ya que Barcelona y Villarreal deben jugar el martes de la próxima semana su respectivo compromiso de la primera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

José Manuel Franco, presidente del CSD, aseguró que el organismo ha sido «respetuoso» con todas las partes al conceder aplazar los partidos Barcelona-Sevilla y Villarreal-Alavés, que «salvaguarda la salud de los jugadores, el margen de tiempo para la preparación y el plazo de alegaciones».

«Teniendo en cuenta que estos partidos debían celebrarse ya el próximo sábado y atendiendo a esta inmediatez y haciendo uso de las atribuciones que tiene conferidas el CSD hemos decidido tomar estas medidas cautelares», afirmó tras estimar la impugnación presentada por LaLiga después de que la Federación Española de Fútbol (RFEF) no estimara su petición de aplazamiento.

Para Franco, las medidas «respetan en primer lugar la salud de los jugadores, que es esencial, en segundo lugar el margen de tiempo que necesitan los clubes afectados para hacer toda la programación necesaria para la preparación de un partido el próximo sábado y finalmente el plazo de alegaciones de que dispone la Federación Española».

«Hemos sido respetuosos con todas las partes afectadas, pero hemos obrado en consecuencia salvaguardando estos tres aspectos salud de los jugadores, margen de tiempo y plazo de alegaciones», insistió tras anunciar su resolución.

El CSD concede los aplazamientos del Sevilla-Barcelona y Villarreal-Alavés
Comentarios