martes. 29.11.2022

En descenso dos años después

La Ponferradina vive su peor momento deportivo de las últimas temporadas y ya no depende de sí misma para salvar la categoría La victoria del Almería deja la salvación a un punto de distancia.
Fabri tiene la misión de enderezar el rumbo de la Ponferradina en las siete jornadas que restan para acabar el campeonato. ANA F. BARREDO

álex estébanez | ponferrada

Como era de esperar tras la derrota de la Deportiva en Leganés y la victoria del Huesca en Oviedo, el Almería no falló en casa ante el Bilbao Athletic, condenando a la Ponferradina a caer a puestos de descenso a Segunda División B por primera vez en más de dos años. Concretamente, desde la 33ª jornada de la temporada 2013-14.

Ese año, el equipo que entonces dirigía Claudio Barragán estuvo seis jornadas en descenso: la primera, de forma anecdótica tras caer ante el Córdoba, y las comprendidas entre la 29 y la 33, con el vigésimo puesto como suelo del combinado berciano, que abandonó el descenso la semana siguiente al ganar 2-0 al Mallorca en El Toralín..

Desde ese momento, la Deportiva no había vuelto a pisar la zona roja de la clasificación (la temporada pasada no bajó del 12º puesto), a la que vuelve ahora después de sumar en Butarque su tercera derrota consecutiva, dilapidando la ventaja de cinco puntos que tenía en la jornada 32 tras ganar al Llagostera.

Flojos en defensa

Aunque con la llegada de Fabri el técnico lucense anunció que el trabajo táctico y la solidez defensiva iban a ser sus prioridades para reconducir la situación del equipo, lo cierto es que, desde entonces, la Deportiva sólo ha conseguido dejar la puerta a cero en dos ocasiones. El balance con Fabri en el banquillo (se sentó por primera vez en el partido ante el Córdoba en El Toralín) es de 16 goles encajados contra nueve marcados y 10 puntos sumados sobre 30 posibles. Como comparativa, en la misma serie de partidos en la primera vuelta, la Ponferradina consiguió 19 puntos, marcó 14 goles y recibió 10.

El equipo realizó ayer una sesión de trabajo en el Anexo de El Toralín y mañana empezará a preparar el partido del domingo ante el Zaragoza, en el que Fabri volverá a disponer de Berrocal, una vez cumplidos los cuatro partidos de sanción por su expulsión en Oviedo, y probablemente de Aguza, ya recuperado de su lesión.

En descenso dos años después
Comentarios