sábado 24.08.2019

Guijosa: «Me voy con la sensación de haber cumplido un ciclo maravilloso»

El Ademar destituye al técnico dos meses después de renovarlo hasta 2021 . Tano Franco revela que ya han hablado con Cadenas para que regrese a León.
Guijosa: «Me voy con la sensación de haber cumplido un ciclo maravilloso»

Rafa Guijosa no seguirá al frente del Abanca Ademar la próxima temporada, a pesar de que hace un par de meses firmó su renovación hasta 2021. El club sorprendía a primera hora de la mañana de ayer con un comunicado en el que anunciaba la destitución del técnico, que comparecía a la una de la tarde junto a Cayetano Franco para aclarar los motivos de una decisión cuanto menos sorprendente, más allá de la dinámica negativa en la que está envuelto el equipo a falta de cinco jornadas para cerrar el curso.

«Por nuestra cabeza nunca pasaba tener que cesar a un entrenador. Después de los últimos resultados y, sobre todo tras la derrota en Valladolid (27-26), concertamos una reunión con Rafa para analizar la situación», reveló el presidente, que apoyó el despido, exclusivamente, en los resultados deportivos, abstrayéndose de cualquier tipo de discrepancia o de desgaste en las relaciones después de cuatro años muy intensos.

«Hablamos largo y tendido y él entendía que estaba haciendo todo lo posible, y más, para reconducir esta situación de mal juego y malos resultados. Después de mucho pensarlo, decidimos que lo mejor era cambiar el rumbo para lograr el objetivo», justificó Tano Franco durante su comparecencia, en una rueda de prensa multitudinaria. Acudió también el grueso de la plantilla, que le brindó un aplauso tras la despedida.

Aseguró además que la destitución de Guijosa no se ha tomado a la ligera y que responde a «la secuencia de los últimos acontecimientos». No cree, según dijo, que vaya a afectar a la planificación de la próxima campaña porque —subrayó— «si un jugador es bueno para Rafa lo será también para quien esté en el banquillo». No obstante, aún hay varios frentes abiertos y, hasta ahora, no se ha confirmado ningún fichaje, a pesar de que saldrán Sebas Simonet, Nacho Biosca y Rodrigo Pérez. Tampoco está claro lo que va a suceder con Juanín García, Patrick Ligetvari y Zivan Pesic. De momento será Diego Dorado quien coja de forma interina las riendas del Abanca Ademar. Si bien, ya han contactado con Manolo Cadenas, el elegido por la junta directiva para dirigir el equipo a partir de junio. Recientemente rescindía su contrato con el Brest de Bielorrusia, aunque sigue como seleccionador de Argentina.

Por su parte, Rafa Guijosa, que no quiso abundar en los motivos del cese, agradeció, principalmente, a la directiva, jugadores y aficionados el apoyo en estos cuatro años y pidió a la plantilla que saque lo mejor de sí para ayudar a Diego Dorado. «Espero que esto sea lo mejor para el equipo y que al final esté donde merece estar. Quiero dar las gracias a la directiva por haberme dado la oportunidad de ser entrenador del Ademar y a mis jugadores porque me habéis hecho sentir muy bien. Ha sido un placer ser vuestro entrenador», apuntó el ya extécnico del conjunto leonés, que se va «con la sensación de haber cumplido un ciclo maravilloso».

Si bien, evitó responder a las preguntas que situaban el foco en algún que otro desencuentro entre las partes y quiso despedirse de una forma elegante, sin repartir culpas, poniéndose por delante de dirigentes y jugadores. «No voy a hacer ningún tipo de declaración, ni alimentar ninguna situación. No voy a permitir un linchamiento público ni a la junta directiva ni a mi persona», subrayó Guijosa, consciente de que, al final, los resultados imparten justicia, aunque quiso defender su metodología de trabajo.

No hay que olvidar que si él es el principal responsable del mal juego del equipo, también lo es de la clasificación para la Champions en las dos últimas campañas. «Soy consecuente con mi trabajo, que me sigue apasionando. Voy a ser siempre fiel a lo que creo, a cómo debe ser un entrenamiento, a lo que deben hacer los chicos en la pista... Con esa pasión y esa energía voy a morir», enfatizó el entrenador madrileño. «Las personas pasamos por aquí y dejamos nuestro granito de arena, pero lo importante es el club y su afición. El Ademar siempre va a ser un proyecto precioso, de los más exigentes de la Liga», matizó Guijosa, quien apeló a la unión de todos para reconducir la situación y meter al equipo en Europa.

No va a ser nada fácil alcanzar ese objetivo. Los leoneses son cuartos, empatados a puntos con Granollers, y a dos de la tercera plaza, que ocupa Logroño. El próximo viernes reciben en el Palacio al poderoso Barcelona. Será el debut de Diego Dorado como primer entrenador.

Guijosa: «Me voy con la sensación de haber cumplido un ciclo maravilloso»