domingo 16.02.2020
balonmano. copa del rey

Primer peldaño hacia el título

El Abanca Ademar recibe al Benidorm con el objetivo de encarrilar la eliminatoria y acercase a la final a cuatro Guijosa quiere un Palacio volcado.

sergio c. anuncibay | león

El Abanca Ademar cambia el chip de la Liga y se mete de lleno en la eliminatoria de la Copa del Rey frente al Benidorm. Dos partidos en cuatro días, el primero hoy en el Palacio (20.45 horas), para decidir qué equipo alcanza la final a cuatro de este torneo. Todo apunta a un cruce igualado, marcado por dos defensas muy sólidas, que intentarán rebajar al máximo los guarismos de su rival para luchar por el título en la última fase del campeonato.

Guijosa no ve un favorito claro, a pesar de que las diferencias en la clasificación son notables. Los leoneses ocupan la cuarta plaza, a sólo un punto de Granollers, tercero, mientras que el conjunto alicantino, confeccionado también para luchar por Europa, aparece en la zona media. «Nos enfrentamos a uno de los mejores equipos de la Asobal, el más potente de este 2016, aunque en la Liga (durante la primera vuelta) no le hayan favorecido los resultados», explicó ayer el técnico en la previa del partido.

Guijosa confía en que sus jugadores sean capaces de sostener el nivel del pasado sábado en Puente Genil, donde rubricaron el encuentro más completo de esta temporada. «Espero ver a ese mismo equipo que nos enamora a todos», deseó el entrenador del Ademar, quien subrayó que afrontan «con mucha ilusión» este doble cruce —el desenlace llegará el sábado a domicilio—, conscientes de que «son 120 minutos para soñar con la final a cuatro».

Tiene a todos sus jugadores disponibles, con la única duda de Mario López, aún enredado en la burocracia. Ayer por la tarde no tenía el informe favorable de la Seguridad Social. Sí regresará seguro Mikel Aguirrezabalaga, ya recuperado de su tendinitis rotuliana. La vuelta del lateral de Zarauz concede al técnico una rotación de calidad tanto en ataque como en el centro de la defensa, desde donde el equipo leonés debe apuntalar la victoria. Intentarán que Benidorm no supere la barrera de los 25 goles.

Enfrente tendrán a un conjunto que —según destacó Guijosa— sobresale por «el colectivo, con un juego muy combinativo y mucha variedad táctica, lo que les permite sacar rendimiento a sus individualidades». Para el entrenador madrileño, el encuentro de hoy en el Palacio mide el potencial de una de las «defensas más bonitas de la Liga» contra un rival que presenta «mucha capacidad de conexión y velocidad para correr los contragolpes».

Por eso, advierte una eliminatoria igualada que ni mucho menos se decidirá en León. Pase lo que pase. Guijosa pretende al respecto que ese equilibrio entre los dos equipos lo rompa hoy el factor cancha. «Ésta es una de las grandes citas de este temporada. Lanzo un llamamiento a los aficionados, que nos apoyen, como hacen siempre, para meternos en la final a cuatro. Sin ellos es más difícil. A doble partido no somos superiores», declaró.

Primer peldaño hacia el título