jueves. 01.12.2022

Nuevo episodio en la crisis total del Barcelona. Después del ya famoso burofax de Leo Messi solicitando al club su salida, ayer fue el ya extécnico azulgrana Quique Setién el que recurrió a esta fórmula para pedir la documentación oficial de su despido, necesaria para agilizar cualquier posible incorporación a otro club de cara al ya cercano comienzo de la próxima temporada. En este caso se trata de una mera formalidad, pero que habla a las claras de que la relación entre el entrenador cántabro y la junta directiva encabezada por Bartomeu tampoco ha acabado de la mejor manera, en otro episodio que sigue dañando la tocada imagen de la entidad. Setién firmó por el Barça el 13 de enero de este mismo año, tras la destitución de Ernesto Valverde después de la eliminación del equipo culé en semifinales de la Supercopa de España a manos del Atlético de Madrid. Pese a contar con contrato en vigor hasta el 30 de junio de 2022, fue despedido el pasado lunes 17 de agosto, un día antes de que el Barça anunciase la llegada del neerlandés.

Setién también se suma al burofax
Comentarios