sábado. 03.12.2022
                      El Betis terminó el partido con nueve jugadores y el Sevilla con diez, tras tres rojas del árbitro. RAÚL CARO
El Betis terminó el partido con nueve jugadores y el Sevilla con diez, tras tres rojas del árbitro. RAÚL CARO

El Sevilla no pudo conseguir la victoria en el derbi ante el Betis disputado en el estadio Benito Villamarín, que acabó con empate (1-1) y con tres expulsiones, dos en la primera parte, una para cada equipo, y otra local en los inicios de la segunda, circunstancia que no aprovecharon los visitantes pese a que el serbio Nemanja Gudelj casi lo hace en el tramo final con dos ocasiones de un intenso choque.

El partido fue el habitual en los derbis hispalenses, al límite, y ello propició las expulsiones y las alternativas con un primer tanto bético, en propia meta de Jesús Navas al borde del descanso, y la réplica de Gudelj en el minuto 81.

El estadio verdiblanco recibió un encuentro entre los ‘eternos rivales’ con trayectorias deportivas contrapuestas, el local encaramado en puestos nobles de LaLiga y con paso firme en la Liga Europa y el visitante en zona de descenso e inestable en la competición continental, con lo que el pronóstico era claro a favor del Betis.

Buscó el Sevilla tocar el balón en el arranque sin crearse demasiadas complicaciones para intentar así que la presumible intensidad del Betis del inicio se fuera apaciguando con el paso de los minutos, pero pronto los de Pellegrini crearon la primera opción de gol, en una falta lateral al área que le hicieron a Nabil Fekir, que sacó el propio francés y que Rafa Mir, en el intento de despeje, estrelló el balón contra un poste de su portería.

Lamela y Rafa Mir, a la media hora, pusieron en aprietos al portero chileno Claudio Bravo, pero al momento llegó una jugada que condicionó el partido, la expulsión del lateral argentino Gonzalo Montiel, que le hizo una dura entrada a Álex Moreno y en principio fue castigada con tarjeta amarilla pero, tras consulta con el VAR, fue roja. El argentino Jorge Sampaoli recompuso su alineación con la entrada de Jesús Navas y éste, en la primera pelota que tocó, fue con la mala fortuna de meterla en su portería en el minuto 43, lo que pareció mucha cuesta para un Sevilla con uno menos y el marcador en contra.

Pero antes del descanso hubo mas trabajo para el árbitro murciano José María Sánchez Martínez y otra jugada clave, porque Fekir le hizo falta al argentino Papu Gómez que también fue castigada con amarilla en un primer momento, pero luego, como antes, hubo consulta al VAR y el francés fue expulsado, con lo que el partido se fue al descanso después de diez minutos de prolongación con el 1-0 para el Betis aunque con diez jugadores por equipo sobre el terreno. Esta igualada no se pudo evitar cuando Gudelj se sacó un zambombazo desde fuera del área en el minuto 81 y metió el balón por la escuadra. Un reparto de puntos que sabe a poco a los dos equipos sevillanos.

Tablas en un derbi al rojo vivo
Comentarios