domingo. 26.06.2022

El Juzgado número 5 de León admitía a trámite hace unos días, como apuntó Diario de León el 4 de mayo, la denuncia presentada contra el presidente de la Federación de Deportes de Invierno de Castilla y León, José Luis Sánchez Yuste, al que se le acusa de una serie de presuntos delitos en su gestión al frente del organismo deportivo a lo largo de los ejercicios 2019-2020 y 2020-2021, entre ellos los de fraude de subvenciones, apropiación indebida, estafa y falsedad documental.

En la querella presentada por varios integrantes de la Asamblea de la Federación autonómica se hace mención a una serie de actuaciones por parte del máximo mandatario federativo entre las que aparecen, entre otras, la «no aplicación en todo o en parte de las cantidades recibidas de dinero público concedido por la Junta de Castilla y León como subvención a los fines para los que se concedieron».

La querella apunta también a una presunta «realización de disposiciones de fondos para actividades aparentemente no federativas o a favor de personas sin relación profesional con la Federación». Así, se precisa que «en el libro diario existe una cuenta contable denominada ‘desplazamientos’. El hecho de que la citada cuenta no tenga una clara definición en el plan contable hace que no se reflejen en ella gastos que se contabilizan en otras cuentas, convirtiéndola en un cajón de sastre donde incorporan todo lo que desconocen. Se han llevado a esta cuenta transferencias sin soporte documental ni justificación».

Entre esas operaciones en forma de transferencias señalan los denunciantes «pagos a familiares allegados a los que se le realizan tres en el año 2021 en concepto de organización.

El escrito de la denuncia refleja en otro de sus apartados otra presunta irregularidad por parte del presidente federativo, en este caso la referida a la «obstaculización a la actuación de los censores de cuentas» de la citada Federación «y ocultación intencionada de información relevante para esclarecer el destino de determinados fondos de la Federación, así como falta de acreditación documental y realización de disposiciones de fondos para actividades aparentemente no federativas, sin identificar a la persona/s a las que lo ha/n hecho».

Los denunciantes precisan entre otros ejemplos que «se ha pretendido engañar a la Comisión de Cuentas manifestando que en un viaje a Italia, que se pagó al Centro de Tecnificación en octubre de 2020, uno de los viajeros no pudo ir porque ‘supuestamente’ enfermó a última hora de covid. Existía seguro de cancelación por esta cuestión y no se ha reclamado la cantidad correspondiente a pesar de los requerimientos de los censores para hacerlo».

La vía judicial y la administrativa para esclarecer la gestión de Sánchez Yuste
Comentarios