martes. 28.06.2022

Víctor Hernández da la primera gran sorpresa

El luchador se impone en pesados, la categoría más abierta por ahora Llamazares, Vega y González también vencen
                      Rubén Fierro y Tomás González, durante su combate de ayer en Camposagrado. FERNANDO OTERO
Rubén Fierro y Tomás González, durante su combate de ayer en Camposagrado. FERNANDO OTERO

Camposagrado acogió ayer la primera jornada de la Liga de la Regularidad en un estreno donde los grandes favoritos se impusieron en sus respectivas categorías y en el que la de pesados parece la más abierta de todas. Allí es donde se impuso Víctor Hernández que, contra pronóstico, se deshizo de Pedro Alvarado en la final. Por su parte, Víctor Llamazares, Moisés Vega y Tomás González hicieron lo propio en ligeros, medios y semipesados, respectivamente.

Los luchadores de ligeros abrieron la competición con 13 luchadores. La primera semifinal la solventó Víctor Llamazares que, de una manera muy bonita, vencía a Jorge Iglesias. En la segunda semifinal, el veterano Javier Oblanca se adelantaba, pero Jesús Martínez terminaría por llevarse el triunfo final. Este último dejó también por el camino a David Riaño, otro de los favoritos. Tercero fue Oblanca demostrando su mayor experiencia ante Iglesias.

Ya en la final, a Víctor le bastaron ocho segundos para imponerse en otro corro sin recibir ninguna caída.

Por su parte, en medios participaron un total de diez luchadores. En cuartos de final se produjo el combate estrella de la categoría entre Moisés Vega y Adrián Rodríguez. Vega sería quien dio la última de muchas caídas. Ya en la primera semifinal Guillermo González, un habitual de la categoría de semipesados, derrotó a Diego Arce. Mientras, en la segunda, Moisés Vega no se complicó nada en su combate quitándose de encima cuanto antes a Samuel Sánchez, que terminaría en tercera posición tras la retirada de Diego Arce. En la final, Moisés Vega no dio ninguna opción de triunfo a Guillermo González.

La categoría que menos luchadores presentó fue la de semipesados, con solo cinco participantes. Hubo un combate previo antes de afrontar la primera semifinal, que se encargaron de disputar Tomás González y Jesús Cabero.

Un comienzo prometedor

Tomás —como ya ocurriera en el último corro de la pasada temporada— se hizo con el triunfo asegurándose su presencia en la gran final. Por su parte, en la otra semifinal —mucho más igualada— se midieron Rubén Fierro y Omar Liquete. Fierro fue el vencedor mientras que su rival terminaría en tercera posición tras hacer lo propio con su compañero de equipo Jesús Cabero, que sumó seis puntos.

En la final de semipesados fue Tomás quien se impuso por la vía rápida a Rubén Fierro en un combate sin mucha historia.

Los últimos en comparecer en este primer corro de la también conocida como liga de verano fueron los luchadores de pesados, que contaron con un total de nueve luchadores. La primera semifinal enfrentó a Pedro Alvarado con Unai del Campo. Pedro lo hizo parecer fácil para colarse en la final, aunque en realidad tuvo que emplearse a fondo.

En la segunda semifinal, Víctor Hernández derrotó con fuerza a Gregorio González. En la lucha por el tercer y cuarto puesto Unai se impuso a Gregorio. Y ya en la gran final de la categoría de pesados, se adelantó en un primer momento Pedro Alvarado, pero Víctor Hernández fue quien terminaría por llevarse la victoria.

Un inicio de liga sin duda prometedor que dejó buenos combates y eso sí, a los favoritos de siempre imponiendo su calidad salvo en la categoría de pesados, donde todo parece mucho más abierto.

Próximo corro, el 10 de julio

Hubo también corro de base con la presencia de 128 luchadores en unos combates que se alargaron durante cerca de cuatro horas. La liga no volverá hasta el próximo 10 de julio en la localidad de Quintana de Rueda.

Víctor Hernández da la primera gran sorpresa
Comentarios