sábado 24.08.2019
PAGOS

Los billetes de 20 y 50 euros son los más falsificados

Cae un 13% el número de billetes falsos
Los billetes de 20 y 50 euros son los más falsificados

Los billetes de 20 y 50 euros son los más falsificados, ya que representan el 80% de todos los billetes falsos detectados en los países de la moneda única, que en conjunto sumaron 262.000, solo un 0,001% de todos los que circulan.

Según datos del Banco Central Europeo (BCE) difundidos por el Banco de España, el número de billetes falsos detectados en los países de la zona euro cayó un 13% respecto al semestre anterior y un 28% en relación con el segundo semestre de 2017.

Con todo, la posibilidad de recibir un billete falso es remota, puesto que los detectados solo representan el 0,001% de los 22.600 millones de billetes legítimos en circulación.

En 2018 el Banco de España examinó, mediante sistemas automáticos, la autenticidad y el estado de uso de aproximadamente 3.500 millones de billetes, un tercio de los cuales fueron retirados de la circulación y destruidos.

El Banco de España no vuelve a poner en circulación billetes con rasgaduras, rotos, sucios, deteriorados, pintados o que hayan perdido alguna de sus características iniciales.

El Centro Nacional de Análisis (CNA) es el encargado de la recepción de todos los billetes en euros presuntamente falsos encontrados en España, los estudia y cataloga y después los pasa a la Brigada de Investigación del Banco de España, que depende de la Policía Nacional. El Centro Nacional de Análisis de Moneda (CNAM) hace tareas similares en relación con las monedas falsas.

Tras estas operaciones, el CNA envía al Centro de Análisis de Falsificaciones del Banco Central Europeo (BCE) los datos estadísticos y técnicos de los billetes y monedas falsos recibidos.

Los responsables del CNA mantienen contacto permanente con los expertos en falsificación del Eurosistema (el Centro de Análisis de Falsificaciones en Fráncfort y otros CNA en Europa) y de otros bancos centrales nacionales europeos y americanos.

Los billetes que el Banco de España retira de la circulación por mal estado se destruyen en partículas milimétricas, de imposible reconstrucción, y se compactan en briquetas, que luego son retiradas por gestores de residuos privados o municipales.

Los billetes de 20 y 50 euros son los más falsificados