miércoles. 01.02.2023
La investigación de la quiebra de Parmalat llevó ayer a una nueva detención, y van 12, que supone una novedad, porque por primera vez el arrestado es un banquero. Franco Gorreri, presidente de la Banca Monte di Parma, una pequeña entidad de la ciudad, y miembro del consejo de administración de Parmalat, fue acusado de asociación para delinquir, quiebra fraudulenta y falsedad en comunicaciones sociales. Al parecer, las imputaciones están relacionadas con su cargo en la empresa y no con su condición de dirigente bancario, un puesto que abandonó la semana pasada ante las primeras revelaciones que le relacionaban con el escándalo. En la lista de indagados por los fiscales de Milán y Parma también han aparecido la filial italiana de Deloitte and Touch y Grant Thornton, las dos sociedades auditoras que trabajaban para Parmalat y no detectaron el agujero de 10.000 millones. Los fiscales intentan averiguar dónde ha ido a parar todo ese dinero, que constituye el mayor fraude financiero de la historia italiana.

Detenido por primera vez un banquero por el caso Parmalat
Comentarios