lunes 30/11/20

Garamendi pide que los Ertes se concedan a las empresas cerradas

La negociación para la nueva prórroga de los Erte ya ha comenzado y comienzan a conocerse dónde estarán los grandes escollos para alcanzar el acuerdo. Aunque la fecha de la nueva prórroga será objeto de debate, donde se auguran las mayores diferencias será en limitar o no los Erte a determinados sectores y en el sistema de reparto de las ayudas. La Ceoe rechaza el planteamiento inicial que tiene el Gobierno de terminar con los actuales Erte generalizados para focalizarlos a los sectores más castigados por la pandemia, principalmente todas las actividades relacionadas con el turismo, el ocio y la cultura. «Es muy difícil dividir por sectores, porque todo está entrelazado», sostuvo este lunes el presidente de la Ceoe, Antonio Garamendi, en una entrevista en televisión. Garamendi explicó que lo que habrá que ver es cómo se gestiona un sistema para que nadie se quede atrás.

El Gobierno sostiene que la mayoría de los casi 800.000 trabajadores que continúan con el empleo suspendido están relacionados con el turismo y las actividades de ocio y por eso se puede establecer qué sectores son los que necesitan estas ayudas.

Además, argumenta que para las empresas que se vean en dificultades a consecuencia de un empeoramiento de la pandemia pueden acogerse a los denominados Erte por rebrote, que cuentan con mejores exoneraciones y a los que en este caso no quiere poner un límite de tiempo.

Otra prórroga

Todas las partes son conscientes en que el plazo de la nueva prórroga se utilizará como moneda de cambio y desde la Ceoe abogan por alargarla hasta junio de 2021, pero lo más probable es que se siga la misma tónica que hasta ahora: tres meses más y luego volver a negociar. Así, el otro escollo de la negociación estará en el diseño del reparto de las ayudas. Los empresarios rechazan mantener el actual sistema mixto que exonera a la empresa con un porcentaje más alto las cotizaciones de los trabajadores que reincorpora que los que mantiene en Erte y exigen dedicar todos los recursos a las «empresas que más lo necesiten», las que están cerradas o tengan un problema real de demanda. «Los que pueden contratar no necesitan ayuda, lo necesita la empresa que no puede contratar», apuntó Antonio Garamendi.

Garamendi pide que los Ertes se concedan a las empresas cerradas
Comentarios