lunes 17.02.2020

Hacienda recuperará el Presupuesto vetado en 2019 para tenerlo listo ya

La ministra en funciones Montero adelanta que el «armazón» se centra en la recaudación
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, a su llegada al Congreso.
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, a su llegada al Congreso.

Sin unos nuevos Presupuestos Generales del Estado, la legislatura, que ya cuenta con el presidente del Gobierno elegido por las Cortes, poco puede avanzar. Por eso, el Ministerio de Hacienda ya tiene bastante trabajo adelantado para presentar un proyecto de cuentas públicas con el que afrontar 2020. Lo harán utilizando como base los Presupuestos que el Gobierno presentó a principios del año pasado y que ni siquiera superaron las enmiendas a la totalidad, por lo que no fueron tramitados en el Congreso.

Las líneas estratégicas de las cuentas públicas reflejarán las que ya se encontraban marcadas en ese texto que quedó en el olvido, que contaba con el apoyo de PSOE y Unidas Podemos tras el pacto entre Sánchez y Pablo Iglesias. El rechazo del legislativo derivó en la convocatoria adelantada de las elecciones. Ahora esas cuentas contendrán matices, pero sin grandes cambios porque el veto a aquella propuesta fue más político (ERC las rechazó tras la polémica del relator) que económico, como admiten desde el Ejecutivo.

Además, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, afirmó ayer antes de la votación de investidura que el «armazón» de la previsión presupuestaria se ha venido trabajando en su departamento en los últimos meses centrados en el campo de la recaudación. Es decir, en los ingresos que prevé el Estado para este ejercicio marcado por un crecimiento económico que previsiblemente bajará del 2%, aunque con las nuevas figuras tributarias prometidas por Pedro Sánchez en su discurso de investidura: subida del IRPF a las rentas superiores a 130.000 euros al año; tasa a las transacciones financieras; elevación del tipo del Impuesto de Sociedades para las corporaciones; tasa digital; y fiscalidad medioambiental. En los anteriores presupuestos que no llegaron a materializarse el Gobierno preveía que todas esas medidas tributarias implicarían un alza de 5.654 millones en la parte de los ingresos. Tal y como admitió Montero, habrá que cuadrar los gastos, sobre todo para que recojan las prioridades del acuerdo entre PSOE y Podemos -«estarán dirigidos a las personas», indicó Montero-, como con la revalorización de las pensiones, la subida del salario mínimo o la mejora de la dependencia. También deberán atender a los compromisos con los grupos que dieron su ‘sí’ a Sánchez.

Hacienda recuperará el Presupuesto vetado en 2019 para tenerlo listo ya