sábado. 03.12.2022

Más de 800.000 familias recurren a la reunificación de deudas para poder pagarlas

Los expertos advierten que alargar el plazo para obtener una cuota mensual más baja también aumenta el coste de los intereses
                      Nadia Calviño es la ministra de Economía. J. L. CEREIJIDO
Nadia Calviño es la ministra de Economía. J. L. CEREIJIDO

La difícil situación económica que ha generado la crisis energética ha puesto en jaque el presupuesto familiar de muchos hogares, especialmente de aquellos que aún no han dejado atrás el impacto de la pandemia en sus bolsillos. Ante este escenario, las familias están recurriendo cada vez más a préstamos personales o tarjetas de crédito para poder hacer frente a sus gastos del día a día, incluida la hipoteca. Una solución a corto plazo para los problemas de liquidez pero que, en muchas ocasiones, ha derivado en un sobreendeudamiento que ahora intentan solucionar mediante la práctica de la reunificación de deudas. Este tipo de operaciones consiste, básicamente, en agrupar todas las deudas de un hogar bajo el paraguas de una hipoteca.

Según la Asociación de Usuarios Financieros Asufin, unas 800.000 familias han recurrido a estas operaciones este año, 55.000 más que el pasado. Se trata de una solución que tiene la bondad de rebajar de forma drástica la cuota mensual a pagar por todas las deudas contraídas pero que, a largo plazo, puede suponer un enorme sobrecoste por la carga de intereses asumida. Esta es una de las principales conclusiones del tercer estudio Asufin sobre reunificación de deudas que el departamento de estudios de la asociación ha elaborado en colaboración con el experto Luis Gallardo y que se publicará en los próximos días. La firma ha analizado operaciones de reunificación de varias entidades no bancarias que operan en el mercado. Y la reducción media de la cuota mensual a pagar que se consigue a través de las mismas es notable: del 75,2%.

El error de alargar plazos

«El problema principal de este tipo de operaciones es que el alargamiento del plazo aumenta el coste de intereses: lejos de eliminar deuda, como puede parecer, la aumenta», advierten desde Asufin. Para los ejemplos de las entidades analizadas (con operaciones reales) el resultado es un sobrecoste medio de la operación de reunificación de 71.000 euros (resultado de restar el coste de los intereses de la deuda inicial del ejemplo analizado, de 21.091 euros, al coste medio de reunificarla, 92.110 euros).

¿El motivo? Los tipos medios aplicados para la reunificación son mucho más elevados que los del mercado. En los casos analizados, el tipo medio aplicado a la hipoteca empleada para la reunificación se sitúa en el 3,9%, frente al 1,20% en el que cotizaba el euríbor en agosto, el mes de referencia para los ejemplos del estudio. Productos que se reunifican Según se desprende de las conclusiones del estudio, la tarjeta bancaria es la deuda más frecuente que se incluye en la reunificación, presente en un 92,30% de este tipo de operaciones. Le sigue el préstamo personal, que aparece en un 76%, y las hipotecas con un 59,2%. Los que más crecen este año son, no obstante, los minicréditos.

Más de la mitad de los encuestados considera que está ahorrando con la operación, pero la realidad es que esta sensación de ahorro es un espejismo, porque el coste total de devolver todos los préstamos se ha multiplicado por tres», insisten.

Más de 800.000 familias recurren a la reunificación de deudas para poder pagarlas
Comentarios