miércoles. 17.08.2022

El precio de los carburantes da un respiro al bolsillo de los consumidores en plena operación salida de agosto. Pero solo a medias. Según los datos del último boletín petrolero de la Unión Europea (UE), esta es la sexta semana consecutiva de caídas de precios en las gasolineras. Pero también es el agosto más caro de la historia pues, pese al descenso, llenar el depósito sigue siendo entre 16 y 23,5 euros más caro que hace justo un año, dependiendo de si se utiliza gasolina o gasóleo. De media, unos 94 euros para un depósito de 55 litros.

En concreto, el precio medio del litro de gasolina se ha situado esta semana en 1,902 euros, un 2,6% menos que la anterior. Por su parte, el precio medio del diésel es de 1,893 euros. En ambos casos, se trata del nivel más bajo desde mayo y si se toma como referencia finales de junio —cuando los precios comenzaron a moderarse tras una ola de subidas continuadas— el coste de la gasolina ha descendido un 11,2%, mientras que la rebaja ha sido del 10% en el caso del gasóleo. Hay que tener en cuenta que los datos del boletín petrolero de la UE no recogen la bonificación de 20 céntimos por litro aprobada por el Gobierno —que entró en vigor el pasado 1 de abril y ha sido prorrogada—, que en algunos casos ha resultado en descuentos superiores ante las distintas estrategias de rebajas adoptadas por las grandes petroleras para fidelizar a sus clientes. Así, el precio medio de la gasolina se quedaría en realidad en 1,702 euros, mientras que el del gasóleo está en 1,693 euros por litro. Aunque esto es una media y en algunas gasolineras se superarán esos niveles, los conductores agradecerán no tener que hacer frente a los dos euros por litro que llegaron a superarse. Eso sí, no deben olvidar que el coste de esta operación salida sigue siendo elevada, pues aún supera el anterior récord de la primera semana de agosto de 2013.

El precio de la gasolina baja un 11% en seis semanas