domingo 29/5/22
precio
Una persona se dispone a repostar en una estación de servicio. ALEJANDRO GARCÍA

Un mes después de que el Gobierno pusiera en marcha la bonificación de al menos 20 céntimos por litro para amortiguar la subida de los combustibles, los precios han entrado en otra espiral alcista durante los últimos días, que les ha llevado a situarse en cotas nunca vistas en los surtidores.

El coste del diésel se encuentra ya por encima de los 1,91 euros por litro, de media en toda España, aunque cada vez hay más estaciones de servicio en el que indican precios que superan los dos euros por litro. Se trata de una referencia nunca vista antes de forma tan generalizada en los puntos de suministro como lo muestran ahora los carteles con los precios. Esta referencia revela que el litro de diésel ha subido más de un 2,5% en el último mes. A finales de marzo, cuando se puso en marcha el sistema de ayudas directas, costaba una media de 1,86 euros por litro. Durante estos últimos 30 días, el gasóil ha registrado una volatilidad elevada. A mediados de mes, en plena Semana Santa, llegó a descender hasta los 1,79 euros. Desde entonces, en la última quincena, el precio se ha incrementado en más de 10 céntimos de euro por litro.

Una evolución similar ha tenido el precio de la gasolina, que se encuentra en estos momentos en el entorno de los 1,87 euros por litro. En el último mes, su coste se ha incrementado un 2,7%. Aunque también a mediados de abril, su precio llegó a caer hasta el nivel de los 1,78 euros por litro, prácticamente diez céntimos de euro más barato que ahora.

Estos incrementos de precio de los combustibles comienzan a comerse una parte -aun pequeña- de la bonificación puesta en marcha por el Estado desde el 1 de abril. Se trata de una ayuda directa de 15 céntimos de euro por litro, que asume el erario público, más otros cinco céntimos, si se trata de estaciones de servicios que no pertenezcan a grandes compañías petrolíferas.

Además, cada empresa está obligada a ofrecer un descuento adicional de cinco céntimos de euro. Rebaja que, en el caso de Repsol, Cepsa o BP alcanza, finalmente los 10 céntimos, con un descuento global de hasta 30 céntimos de euro por litro. Es decir, que una buena parte de los conductores que repostan estos días están pagando realmente el diésel, de media, a 1,61 euros, y la gasolina, también de media, sobre los 1,57 euros. Se trata de referencias muy elevadas que retrotraen al consumidor a los precios de principios del mes de marzo, cuando la guerra en Ucrania ya se dejaba notar en los surtidores.

En principio, la medida que rebaja los combustibles de forma generalizada se encuentra en vigor hasta el 30 de junio, tal y como aprobó el Gobierno a finales de marzo. Aunque en varias ocasiones, varios miembros del Ejecutivo que, llegado ese momento, valorarán su extensión, o aplicación parcial -por rentas- dependiendo del contexto de precios que haya cuando llegue el verano. Lo que por ahora parece claro es que los combustibles no darán tregua, al menos a medio plazo. A tenor de las últimas referencias del petróleo, es previsible que diésel y gasolina cuesten aún más en las próximas semanas, cuando trasladen la cotización de las materias primas en los mercados internacionales. El barril de Brent cerró este miércoles en el entorno de los 109 dólares, un 3% más que el martes, después del veto anunciado por la Comisión Europea a las importaciones de petróleo ruso durante los próximos meses.

Precio récord del combustible tras un mes de bonificación
Comentarios