miércoles. 29.06.2022

El Parlamento Europeo y los Estados miembro han llegado a un acuerdo político este martes para asegurar «un salario mínimo digno» en la Unión Europea. La propuesta inicial se remonta a una propuesta que hizo Bruselas en 2020 y establecerá un marco para la adecuación de los ingresos mínimos, promoviendo la negociación colectiva y mejorando la protección europea.

En la práctica, este acuerdo no supone que Bruselas vaya a obligar a los países europeos a introducir un salario mínimo por ley, ni que se vaya a fijar un ingreso mínimo común en el continente.

Sí establece, en cambio, un marco legal para garantizar unas condiciones mínimas a los trabajadores europeos. Aquellos países en los que esté protegido el salario mínimo a nivel de convenios colectivos no estarán obligados a introducirlo. Según el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, este marco es «un paso adelante fundamental en la protección de los trabajadores en la Unión. Con el impacto de la invasión rusa en Ucrania, es crucial que protejamos a quienes menos ganan. Los ingresos mínimos deben asegurar un nivel de vida decente, a la vez que se promueve la innovación y la productividad».

La directiva incluye una base para establecer y actualizar los salarios mínimos. De este modo deberá existir un «criterio claro» para fijar los ingresos base, incluyendo el poder adquisitivo, el coste de vida y el aumento de los salarios, entre otros. La Comisión Europea también velará por un calendario de actualización de los ingresos mínimos y promoverá la negociación colectiva.

Los Estados miembro deberán recoger datos sobre la cobertura de los salarios mínimos y su adecuación y «deberán garantizar que los trabajadores puedan acceder a la resolución de conflictos y tengan derecho a reparación».

La UE llega a un acuerdo para establecer un salario mínimo «digno»
Comentarios