miércoles. 06.07.2022
undefined
El precandidato a la presidencia nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, interviene en un mitin de campaña en Murcia. MARCIAL GUILLÉN

El presidente de la Xunta de Galicia y candidato único a presidir el PP, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que este partido "nunca" será "populista" y ha aseverado: "A veces es mejor perder el gobierno que ganarlo desde el populismo".

Feijóo ha hecho estas declaraciones durante su discurso ante militantes en el MuVIM de Valencia, el primer acto de su campaña por España para recabar apoyos para presidir el PP en el congreso extraordinario del partido que tendrá lugar en Sevilla el primer fin de semana de abril.

"Tenemos que trazar nuestro propio camino", ha dicho el dirigente gallego. "Voy a decir lo que no somos: un partido de moda, el que no sobrevive al propio fundador; nunca seremos un partido populista, que nace al calor de la indignación" y cuyo beneficio, ha dicho, es "conseguir descrédito institucional para crecer".

"Hagamos la política que sale de la cabeza, no de las tripas", ha añadido Feijóo, quien se ha comprometido a liderar un partido que no prometerá "falsas ilusiones" ni "el paraíso en la tierra"

Preguntado por los periodistas acerca de si el PP ha "capitulado" -en alusión a unas palabras del jefe de los populares europeos, Donald Tusk- frente a la extrema derecha tras el pacto en Castilla y León, Feijóo ha asegurado: "No, entre otras cosas porque no soy presidente de mi partido".

Y aunque ha dicho entender la "decepción" de sus colegas del PP europeo, ha culpado al PSOE porque "al PP europeo le gusta la estabilidad institucional, que los partidos de Estado puedan pactar, y lamentablemente el PSOE no tiene interés en ser un partido de Estado, ya que gobierna con partidos que ni siquiera creen en él".

Además, ha reivindicado además las mayorías "nítidas" capaces de aplicar programas "sancionados en las urnas" y aspira a lograr mayorías "contundentes" como las de José María Aznar o Mariano Rajoy o como las propias en Galicia.

Pretende recuperar a votantes perdidos y a los de otras formaciones, "a los que son más conservadores, más liberales, más reformistas, más centristas, socialdemócratas y socialistas moderados que votaron mucho tiempo al PSOE pero no están dispuestos a votar al partido sanchista".

Aspira a lograr mayorías "contundentes" como las de José María Aznar o Mariano Rajoy 

Y ha culpado al PSOE y al Pacto del Tinell -el del tripartito catalán en 2003- "para que no gobernase el PP en ningún sitio", de que se haya perdido el que es, a su juicio, el "principio básico de la transición": "Cuando ganaba el PSOE, gobernaba, y cuando ganaba el PP, igual".

"No creo en los gobiernos que se pactan en los despachos, no creo en el lío con independentistas y nacionalistas. Ningún presidente del Gobierno salvo éste -Pedro Sánchez- lo ha creído, no se ha practicado en 40 años, salvo los tres últimos", ha agregado.

Feijóo ha prometido además un PP gestor, que anteponga el interés general a la ideología, ante la preocupación en el futuro, tras una pandemia de la que no se han curado las heridas y con una "inflación está desbocada" en un país con un Gobierno que a su juicio prioriza su propia supervivencia.

"El 'no vamos a dejar a nadie atrás' es otro eslogan que acredita la frivolidad de la política frente a un momento de extraordinaria importancia económica", ha recalcado.

Feijóo asegura que "a veces es mejor perder el gobierno que ganarlo desde el populismo"...
Comentarios