jueves. 08.12.2022
                      Isabel Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid. RODRIGO JIMÉNEZ
Isabel Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid. RODRIGO JIMÉNEZ

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que va a intentar «dialogar todo lo posible» con su partido, el PP, y con su presidente, Pablo Casado, y cree que el debate abierto ante su intento de liderar el PP madrileño acabará «muy bien».

En una entrevista con El Mundo, publicada este domingo, Díaz Ayuso asegura que no es una amenaza para Casado, recalca que es parte de su equipo y que su relación no está rota, si no que hablan «constantemente», aunque admite la tensión y defiende que «por eso es bueno que acabe pronto». «Lo importante aquí es cómo acaban las cosas. Por el camino tienen sus altibajos, pero lo importante es cómo acaba. Estoy convencida de que acabará muy bien», afirma y brinda su apoyo a Casado cuando dé un paso al frente «tanto en el congreso nacional como después a la Moncloa». Además, asegura que tienen «muchas ganas de seguir unidos», después de que su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez dijese al secretario general del PP, Teodoro García Egea, que ellos arreglaban el choque en tres minutos y medio, en un encuentro entre ambos propiciado por periodistas.

«Habla con todo el mundo»

Niega además que le hayan pedido la cabeza de Rodríguez y le desvincula del PP, mientras que del número dos del PP, al que bloqueó en WhatsApp en su línea de «máxima urgencia», explica que «está como cualquiera» en el teléfono en el que conversa «con todo el mundo».

Díaz Ayuso considera además que «la inmensa mayoría» le apoya «abiertamente» para dirigir el PP madrileño, pero no pide adhesiones para no dividir.

«Defiendo la política sanitaria por encima del PP», afirma ante su choque con Génova por la suspensión de las cenas de Navidad del partido. Cree que no sería coherente cambiar la política con la que se presentó en las urnas cuatro meses después.

Sobre el escenario nacional, desea para Casado una situación análoga a la suya en la Comunidad de Madrid, donde de Vox necesita que no vote en contra y rechaza pactos con la izquierda.

«A la hora de buscar el entendimiento nunca la izquierda lo va a ofrecer», argumenta, pero no se posiciona sobre un posible pacto en el Ayuntamiento de Madrid entre el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y Recupera Madrid, ediles cercanos a su predecesora, Manuela Carmena.

Además, niega que su hermano haya acudido a hospitales sugiriendo a quien contratar.

Ayuso resta importancia a ser candidata del PP
Comentarios