lunes 21/9/20

Bolas de acero, la peligrosa munición de los CDR

La batalla campal desatada la noche del miércoles en Barcelona por los CDR sobrepasó los límites de la ‘guerra urbana’ en pocos minutos. No fue una cuestión de número de incidentes, como ocurrió el martes con más de 300 focos de disturbios por toda Cataluña, sino de las «peligrosas técnicas usadas durante la noche del miércoles», según destacan mandos de Interior y de los Mossos.


El salto cualitativo en la violencia, llevando al grado máximo las tácticas de la llamada ‘kale borroka’, se tradujo en varias acciones. Se lanzó ácido a los agentes que protegían la Consejería de Interior (material extraído sobre todo de baterías de vehículos); cócteles molotov tradicionales; mezclas explosivas camufladas en aparentes botellas inofensivas que estallan por rozamiento; cohetes pirotécnicos de palmera a los helicópteros; y objetos lanzados con tirachinas.


De todas las técnicas empleadas por los CDR la que más está sorprendiendo a las fuerzas de seguridad es, paradójicamente, la menos impresionante en apariencia: las bolas de acero.

Bolas de acero, la peligrosa munición de los CDR