domingo 17/10/21
TSJ

Cataluña tendrá que enseñar a sus alumnos al menos un 25% en castellano

Alumnos de un colegio del centro de Barcelona. ALBERTO ESTÉVEZ
Alumnos de un colegio del centro de Barcelona. ALBERTO ESTÉVEZ

 El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña adoptó hoy una decisión que puede provocar una tormenta política en Cataluña de dimensiones impredecibles porque afecta al modelo de inmersión lingüística, una cuestión muy sensible, más aún en vísperas de unas elecciones autonómicas y en plena tramitación de la ley Celaá, que los grupos de la derecha consideran una cesión del Gobierno a los independentistas catalanes.

La Sala Contencioso-Administrativa estableció que la Generalitat tiene la "obligación" de adoptar las medidas necesarias para garantizar que los alumnos reciban la enseñanza en las dos lenguas oficiales, catalán y castellano. Y señala que la utilización vehicular de la segunda no puede ser "inferior al 25%".

En la actualidad, en la educación pública y concertada de Cataluña el catalán es la única lengua que se emplea en la enseñanza de las materias, y el castellano solo es una asignatura, de la que se imparten entre dos y tres horas semanales.

En cambio, el tribunal ha determinado ahora que el castellano también tiene que ser lengua vehicular en la enseñanza, al menos en la cuara parte de las asignaturas.

La decisión judicial acaba con la casi exclusividad que tiene el catalán en la enseñanza. El alto tribunal catalán ha estimado de esta forma un recurso interpuesto por la Abogacía del Estado, en nombre del Ministerio de Educación contra varias resoluciones de la Consejería de Educación de la Generalitat. El recurso fue presentado en 2015 por el anterior Gobierno de Mariano Rajoy.

El Tribunal Superior de Cataluña requirió a la Consejería de Educación que le hiciera un diagnóstico sobre la utilización del castellano en los centros de enseñanza. Según los datos incluidos en la sentencia, el español se emplea de media un 18% en el caso de la Educación Primaria, del 19% en los centros de Secundaria obligatoria y del 26% en el Bachillerato.

Asimismo, sólo cinco de los 184 centros consultados imparten íntegramente en lengua castellana un 25% de las áreas o materias, como fijaban sentencias anteriores del Superior de Cataluña y del Tribunal Supremo. Solo un 2% de los centros de educación primaria y un 12% de los centros de bachillerato cumplen el requisito de que el castellano sea la lengua empleada al menos en una asignatura. Los magistrados de la Sala de lo Contencioso concluyen que el uso vehicular de la lengua castellana en el sistema catalán de enseñanza es "residual".

"Se constata una infracción del marco jurídico vigente", señalan. El Govern apela a la ley Celaá El Departamento de Educación de la Generalitat anunció que recurrirá la sentencia en el Supremo. En cualquier caso, desde el Gobierno catalán señalaron que una vez entre en vigor la Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (ley Celaá) "dejará sin efecto" la resolución judicial.

"No tendrá ningún efecto ni ninguna consecuencia", afirmó el consejero de Educación, Josep Bargalló. Desde el PP y Ciudadanos no opinaron lo mismo. No solo pidieron al Gobierno que paralice la ley Celaá. El liberal Carlos Carrizosa advirtió que la sentencia judicial prevalece sobre el criterio que fije definitivamente la reforma legal, que contó con el voto favorable de ERC en el Congreso, porque entre otras cuestiones, suprimía la referencia al castellano como lengua oficial del Estado en la enseñanza, y en consecuencia avalaba que el castellano deje de ser la lengua vehicular de la enseñanza, entre otras partes, en Cataluña.

La sentencia señala que su aplicación debe ser efectiva e inmediata. Pero está por ver cómo se acaba implementando en el sistema catalán de enseñanza una vez que la ley Celaá sea publicada en el BOE. Los jueces advierten, en cualquier caso, que su resolución se basa en sentencias del Supremo y sobre todo del Constitucional, como el fallo del Estatuto, que dio pie a la presentación de recursos contra la inmersión lingüística. 

Cataluña tendrá que enseñar a sus alumnos al menos un 25% en castellano
Comentarios