martes. 06.12.2022

Los vecinos la Cañada Real Galiana se han despedido de 2021 a oscuras, al igual que hicieron en 2020, pues se cumplen 457 días desde que el sector V y VI se quedaron sin suministro eléctrico; y, de cara a 2022, aseguran que no se van a rendir.

«’Seguimos a oscuras’, ‘seguimos luchando’, ‘contratos’, ‘luz para la Cañada’. Con estos mensajes empezamos 2021 y con los mismos mensajes nos despedimos de este año tan duro y difícil. Es una manera de decirle al 2022 que no nos rendimos», ha subrayado la presidenta de la Asociación Cultural de Mujeres Tabadol del sector VI de la Cañada Real, Houda Akrikez, en declaraciones a Europa Press.

Según recuerda Akrikez, los cerca de 4.000 vecinos de la Cañada Real que llevan más de un año sin luz, 1.813 de ellos niños y niñas, se han enfrentado este año no solo a la falta de electricidad, sino también al segundo año de pandemia y a una nevada histórica como fue Filomena, el pasado mes de enero. A lo largo del pasado año, los vecinos de la Cañada Real no han parado de denunciar su situación ante la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y de Rivas y ante el Gobierno de España, a través del Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil; y se han manifestado al grito de ‘Luz para la Cañada’ ante las distintas administraciones y empresas implicadas como la Asamblea de Madrid o la sede de Naturgy, compañía que suministra el servicio en la zona.

Llamadas de la ONU

En esta línea, el pasado mes de octubre constituyeron la Plataforma Cívica de Apoyo a la Luz en Cañada Real, integrada por más de 50 organizaciones de la sociedad civil junto con las asociaciones vecinales de Cañada Real, desde la que han exigido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, una solución «urgente». Además, en 2021, España ha recibido varias llamadas de atención por parte de la ONU por la situación en la Cañada Real Galiana. Así, nada más comenzar el año, el Comité de Derechos del Niño de la ONU exigió a las autoridades españolas una solución para L.H, una niña de 3 años, vecina de la Cañada Real que requería de oxigenoterapia y nutrición parenteral cuya salud estaba afectada por la falta de suministro eléctrico.

Asimismo, a principios de febrero, el Relator Especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, Olivier De Schutter, advirtió de que lo que está ocurriendo en la Cañada Real es «una catástrofe humanitaria y una derrota de los derechos sociales» y afeó al Gobierno español que no se hacía «responsable» del problema, añadiendo que «lo verdaderamente irresponsable es dejar a niños sin electricidad durante el invierno».

Se cumplen 457 días sin luz en la Cañada Real
Comentarios