jueves 6/5/21

ERC ve cerca un acuerdo pero JxCat enfría la expectativa

La investidura fallida de Pere Aragonès
La portavoz de ERC, Marta Vilalta. LUCA PIERGIOVANNI

Por primera vez desde la investidura fallida de Pere Aragonès a finales de marzo, ERC ha asegurado este lunes que ve «cerca» un acuerdo de gobierno, al constatar un «punto de inflexión» en las negociaciones, aunque JxCat ha enfriado las expectativas y no descarta agotar el plazo del 26 de mayo. Después de que el 1 de mayo venciera el ultimátum que planteó a JxCat para alcanzar un acuerdo y abriera la puerta a gobernar en solitario, ERC ha dado un giro en su mensaje, tras constatar un «cambio de tendencia» en la reunión que celebraron los equipos negociadores el sábado en la cárcel de Lledoners (Barcelona).

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, dijo que ve posible un principio de acuerdo «en los próximos días» o incluso «horas», sin tener que agotar el plazo del 26 de mayo, límite para investir a un nuevo president y evitar una repetición electoral. Vilalta ha destacado la «buena predisposición y voluntad» de JxCat y ha descartado «de momento» plantear un Govern en solitario, a la espera de que fructifiquen las conversaciones para reeditar la actual coalición.

«Este fin de semana ha sido un punto de inflexión en la dirección adecuada», indicó Vilalta, que entiende que «JxCat necesita cierto margen más» de tiempo para cerrar los flecos de un acuerdo. En aras de la «discreción» negociadora, Vilalta ha evitado concretar los avances registrados, aunque sí ha subrayado que el debate sobre la creación de un ‘estado mayor’ del procés y su eventual encaje con el Consejo por la República «no es un escollo».

Muy distinto ha sido el tono empleado por la vicepresidenta y portavoz de JxCat, Elsa Artadi, que no ha dado por hecho el acuerdo. «En estos momentos no hay aún un acuerdo, estamos aún trabajando», ha remarcado Artadi, que no percibe ningún «punto de inflexión», ya que «no ha habido ni un antes ni un después del 1 de mayo».

Según Artadi, las palabras de Vilalta podrían deberse a que ERC se echa ahora atrás en el ultimátum que planteó a JxCat para alcanzar un acuerdo antes del 1 de mayo. Artadi hizo hincapié en que ERC «nunca» les ha comunicado en sus reuniones en privado ningún ultimátum ni ninguna alternativa que pase por gobernar en solitario, por lo que la expresión de «punto de inflexión» utilizada por Vilalta puede ser simplemente «una manera de justificar un ultimátum» que solo han trasladado «a la prensa». Pese a que Vilalta ha hablado de un posible acuerdo en cuestión de «horas o días», Artadi ha rebajado esa percepción de inminencia y ha recordado que hay margen hasta el 26 de mayo. Por lo tanto, desconoce si el hipotético acuerdo llegará en «3 o en 23 días».

ERC ve cerca un acuerdo pero JxCat enfría la expectativa