domingo 16/5/21

El independentismo catalán reclama una ley de amnistía

Los socialistas instan a los secesionistas a pedir perdón por el 12-O
Guillermo Bárcenas entra ayer en los juzgados. VÍCTOR LERENA

La Cámara catalana bajó ayer el telón. Y lo hizo dividida en dos bloques como al inicio de la legislatura. El de los independentistas, por un lado, y el de los constitucionalistas, por otro, con los comunes, en medio. Esta fue la foto que deparó la votación de la resolución que los grupos independentistas presentaron en el último pleno de la legislatura a favor de la amnistía.

Con el apoyo favorable de JxCat, ERC y la CUP, el Parlament aprobó una moción, que insta al Congreso a impulsar una ley de amnistía. Una ley que permita a la excarcelación de los presos, el regreso de los dirigentes huidos al extranjero y el archivo de las causas abiertas relacionadas con el ‘procés’.

Ciudadanos, el PSC y el PP votaron en contra y Catalunya en Comú se abstuvo. No es más que un mero brindis al sol, una resolución sin efectos jurídicos, que está muy lejos de lo que habían reclamado los presos, en concreto Jordi Cuixart, que exigió impulsar una ley de amnistía en la Cámara catalana, aunque carezca de las competencias para ello. JxCat, ERC y la CUP registrarán la ley en el Congreso el 15 de marzo.

En el debate, los comunes afirmaron que están a favor de la amnistía de los presos soberanistas. Pero no votaron a favor, porque los independentistas se negaron a incluir en la moción las otras dos vías que están sobre la mesa para que los reos del ‘procés’ salgan de prisión: el indulto y la reforma del delito de sedición.

VOTAR LO MISMO PERO NO

El debate en el Parlamento de Cataluña sirvió además para escenificar paradójicamente otra de las constantes de la legislatura: la división interna entre los independentistas.

Votaron todos lo mismo. Pero desde la discrepancia. JxCat admitió que es «imposible» que el Congreso impulse una ley de amnistía. Los postconvergentes aprovecharon para cargar contra el actual Gobierno central y para censurar el apoyo de los republicanos al Ejecutivo español. La CUP criticó a la Generalitat por que esté presente como acusación particular en causas contra CDR, mientras JxCat y ERC piden la amnistía. Esquerra, por su parte, rechazó los indultos y la reforma del Código Penal pues solo favorece a los encarcelados, pero no al resto de encausados.

Los socialistas rechazaron la amnistía, pues a su entender no tiene cabida en la Constitución, e instaron a los grupos secesionistas a pedir «perdón» por los hechos de octubre de 2017. Según el PSC, el independentismo puede pedir perdón, pero no olvido.

El independentismo catalán reclama una ley de amnistía