viernes 03.07.2020

El ministro quiere que los usuarios de autovías paguen su mantenimiento

El ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Abalos, indicó ayer que es preciso abordar el debate sobre la eventual articulación y cobro de un peaje para los usuarios de la red de autovías del país.

Abalos argumentó que España tiene una red de carreteras de alta capacidad muy extensa y que es preciso determinar un sistema para garantizar la financiación de su conservación.

El ministro reiteró su deseo de que la definición del modelo de sostenibilidad futura de estas carreteras, que quedó pendiente en la anterior Legislatura y ahora está suspenso por la crisis, surja del «consenso y del realismo». «Es un tema que tenemos que abordar», indicó el titular de Transportes que reconoció «no tener una posición definida».

UNA LLAMADA AL ACUERDO

«Me gustaría que el tema se aborde con consenso y realismo, porque tenemos una red muy amplia de carreteras que hay que financiar», subrayó durante su comparecencia en el Senado. «Si nos dejamos de demagogias y nos sentamos y nos ponemos a debatirlo, yo encantado, porque es un tema que está ahí y que hay que retomar», insistió Abalos. Por el momento, abogó por seguir levantando el peaje y revertir al Estado aquellas autopistas que concluyen el contrato de concesión de su explotación con empresas privadas.

El ministro expresó su disposición a abordar el debate del peaje en las autovías actualmente libres de peaje días después de que la patronal de grandes constructoras y concesionarias Seopan insistiera en la necesidad articularlo en la actual coyuntura de crisis.

LIBERAR FONDOS PUBLICOs

La asociación argumenta que este peaje permitiría levantar fondos para su mantenimiento y que deje así de depender de las arcas públicas, ante el «mayor gasto social» derivado de la crisis. «En la actual coyuntura del país, con el incremento del gasto social derivado de la crisis, es un debate que habría que abrir en cuanto se pueda», defendió hace unos días el presidente de Seopan, Julián Núñez.

Según la patronal, es un peaje que ya se ha articulado en 23 países de la UE y que «permitiría que el mantenimiento de la red de carreteras se financie con los recursos los usuarios de las mismas y no con cargo a todos los contribuyentes».

El ministro quiere que los usuarios de autovías paguen su mantenimiento