martes. 16.08.2022

Los radicales acosan otra vez al hijo del líder del PP vasco

El joven tuvo que abandonar las fiestas de Getxo tras ser zarandeado

Mikel Iturgaiz, hijo del presidente del PP vasco, sufrió la madrugada del pasado viernes un nuevo episodio de acoso por motivos ideológicos. Es el segundo ataque grave que padece en apenas un año, pero la presión radical se está convirtiendo en una constante para el joven, que tiene 25 años, por el simple hecho de ser hijo de su padre. Se vio obligado a abandonar las fiestas de un barrio de Getxo después de que una decena de personas le rodearan y zarandearan cuando se econtraba con un grupo de amigos. «Basura del PP, vete de aquí pero ya». La Ertzaintza ya investiga lo sucedido y tiene identificado al menos a uno de los implicados.

Según fuentes policiales, los hechos se registraron sobre las cinco y media de la mañana. Mikel Iturgaiz fue señalado por otro joven que le conminó a dejar el lugar entre insultos. «Fascista». «Hijo de puta». En un primer momento la pandilla del hijo del dirigente popular se apartó a una esquina del recinto, pero luego decidió volver al mismo lugar al creer que las aguas se habían calmado. «Los intolerantes no me van a echar de mi pueblo ni a decirme lo que puedo hacer, yo no estaba molestando a nadie», defendía Iturgaiz.

El nivel de hostigamiento se disparó en ese momento. «¿Tú qué haces aquí pepero de mierda?». Otra joven le identificó en voz alta como el hijo de Carlos Iturgaiz y al menos otra decena de jóvenes cercaron al joven y a sus amigos. Arreciaron los insultos y hubo empujones. La Policía autonómica confirmó que una de las acompañantes recibió «un manotazo en la cara» al intentar defender al resto. La presión no aflojó durante varios minutos, hasta que el grupo optó por marcharse para evitar males mayores. Alguno de los afectados tuvo que ser atendido por los servicios sanitarios tras sufrir un ataque de ansiedad.

En junio del año pasado Iturgaiz ya se convirtió en el involuntario protagonista de un suceso similar. En aquella ocasión fue acosado en un campo de fútbol de Gernika. El joven jugaba con su equipo cuando jóvenes hinchas locales le identificaron, comenzaron a lanzarle insultos desde el exterior del estadio y amagaron con irrumpir en el recinto de juego. Lo impidieron los compañeros de Iturgaiz, algunos rivales y el árbitro, que recogió todo lo sucedido en el acta del partido. Desde antes el joven también recibe mensajes amenazantes a través de las redes sociales. El hijo de Carlos Iturgaiz no se dedica a la política, pero está en la lista de afines al PP que vienen sufriendo agresiones y acoso radical en el País Vasco por cuestiones ideológicas de un tiempo a esta parte. Son, al menos, una docena los casos que han sido puestos en conocimiento de la Ertzaintza y las diferentes policías locales durante los últimos cuatro años. Aunque los incidentes son más.

Los radicales acosan otra vez al hijo del líder del PP vasco
Comentarios