domingo. 07.08.2022

Sánchez pone rumbo a las elecciones con un PSOE renovado y optimista

Abre el proceso de primarias para elegir a los candidatos a las municipales y autonómicas de 2023
                      Foto de familia del Comité Federal celebrado ayer en Madrid. MARISCAL
Foto de familia del Comité Federal celebrado ayer en Madrid. MARISCAL

El presidente del Gobierno y líder de los socialistas, Pedro Sánchez, pone rumbo a las elecciones previstas en 2023 con un PSOE renovado y optimista tras los cambios en la Ejecutiva del partido y en el Congreso de los Diputados, ratificados por unanimidad ayer en un Comité Federal extraordinario.

En su intervención en abierto ante el Comité Federal, máximo órgano del partido entre congresos, Sánchez ha dicho que la «prioridad clara» del PSOE es ganar las elecciones municipales y autonómicas previstas en 2023, un año en el que también habrá generales.

«Tenemos ganas de ganar, sabemos hacerlo (...) lo hicimos en 2019 y lo haremos, no me cabe duda, en 2023. Lo vamos a hacer trabajando juntos, como un equipo», ha comentado.

Además, ha instado a sus compañeros socialistas a «meter una marcha más» ante los nuevos retos, entre los que ha mencionado el nuevo ciclo electoral, pero también la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2023 o la lucha contra una inflación «desbocada».

En su discurso, de cerca de una hora de duración, ha dado las gracias a aquellos compañeros del partido que han sido relevados con los cambios ratificados este sábado por unanimidad en el Comité Federal y que, según ha subrayado, han ejercido su tarea «con compromiso y ejemplaridad social».

En concreto, ha citado los nombres de la hasta ahora número dos del partido, Adriana Lastra, cuya dimisión el pasado lunes desencadenó esta remodelación, y los de los anteriores portavoces en el Congreso de los Diputados y en la Ejecutiva Federal del PSOE, Héctor Gómez y Felipe Sicilia, respectivamente, aunque el único de los tres que ha acudido a la reunión ha sido Sicilia.

«Agradezco el trabajo hecho y el que van a seguir desempeñando en otras responsabilidades», ha añadido.

También ha agradecido a los que van a ocupar estos puestos: la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, como nueva número dos del partido; y el exlehendakari Patxi López y la ministra de Educación, Pilar Alegría, como portavoces en el Congreso y en el partido.

Asimismo, Sánchez ha dado las gracias al ministro de Cultura, Miquel Iceta, que pasará a ser secretario de Memoria Democrática y Laicidad en la Ejecutiva Federal del partido en sustitución de Patxi López; a Iván Fernández, nuevo secretario del Pacto de Toledo e Inclusión Social; y a Juan Francisco Serrano, que ocupaba este cargo y ahora será adjunto al secretario de Organización del PSOE.

Todos estos cambios han sido ratificados por unanimidad en el Comité Federal, que ha transcurrido con un clima de optimismo e ilusión, según han señalado varios de los asistentes.

La satisfacción era evidente tanto en los rostros sonrientes de muchos de ellos a su llegada a la sede del PSOE en Ferraz como en las intervenciones que algunos representantes han hecho a puerta cerrada, donde la mayoría ha destacado la necesidad de «enfrentar la realidad» y de «seguir gobernando para transformar», así como la «empatía» que está demostrando el partido con los ciudadanos.

Sánchez ha trasladado en la reunión a los socialistas para justificar los cambios que cada momento requiere un perfil político distinto y es algo que la inmensa mayoría de representantes del partido comprende.

De hecho, entre los socialistas ya había ganas de cambio, sobre todo tras los malos resultados electorales del pasado mes de junio en Andalucía y con un PP al alza en las encuestas, hasta al punto de que el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) lo situaba por primera vez por delante del PSOE desde que Sánchez gobierna.

Los líderes regionales del PSOE que han acudido al Comité Federal han coincidido en señalar que el partido saldrá más «reforzado y unido» tras esta reunión.

Entre las voces más críticas, las del presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, que ha hecho un llamamiento a «reconectar» con los ciudadanos, y la del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha defendido que los cambios no se hagan «en clave de lo que le interesa» al PSOE «para ganar elecciones», ya que eso es algo que «no le gusta a la gente».

Con todos los cambios, el PSOE afronta renovado y con optimismo el nuevo ciclo electoral. Ya ha empezado a engrasar la maquinaria con la apertura del proceso de primarias para elegir a los candidatos socialistas que concurrirán a las elecciones municipales y autonómicas previstas en 2023.

Entre las fechas más destacadas del calendario de primarias aprobado en el Comité Federal destacan el plazo de presentación de candidaturas fijado entre el 19 y 20 de septiembre y la primera votación el 9 de octubre.

Más allá de los temas de partido, Sánchez ha hecho en su intervención un análisis global de la situación política, con asuntos como el cambio climático y la crisis energética y el anuncio de que el Gobierno prohibirá que la banca y las grandes eléctricas puedan repercutir en los ciudadanos los costes que les supondrán los nuevos impuestos que estarán listos la próxima semana.

Sánchez pone rumbo a las elecciones con un PSOE renovado y optimista
Comentarios