miércoles. 10.08.2022

La triple ofensiva de Griñán para llegar al indulto y esquivar la cárcel

El incidente de nulidad será la antesala de un perdón de Moncloa que sí parece viable

La defensa de José Antonio Griñán está dispuesta a quemar todas las naves procesales, judiciales y políticas para intentar que su cliente no pise la cárcel o, al menos, posponer ese momento el máximo tiempo posible. Su abogado, José María Calero, ya ha avisado que va a «valorar y de estudiar todas las vías» para tratar de esquivar la entrada en la cárcel del expresidente andaluz después de que el Supremo haya confirmado la condena a seis años de cárcel por el caso de los ERE.

La triple ofensiva que prepara Calero pasa por presentar un incidente de nulidad, recurrir ante el Tribunal Constitucional y al final, si nada de eso funciona, solicitar un indulto al Gobierno. El letrado en las últimas horas se ha mostrado convencido de que todas estas vías tienen posibilidades éxito, pero lo cierto, según coinciden todos los expertos consultados, es que solo el perdón desde Moncloa parece viable... Y siempre que el proceso judicial acabara antes de 15 meses o que no cambiara el Gobierno tras las próximas elecciones generales. La defensa del expresidente de la Junta parece tener prisa en quemar etapas para llegar cuanto antes a la fase de la gracia gubernamental a fin de garantizar que su cliente no entra en la cárcel, pero lo cierto es que Calero no podrá mover ficha a este el próximo septiembre. Aunque el alto tribunal adelantó el pasado martes el sentido del fallo, el Supremo no hará pública la sentencia completa hasta después de las vacaciones judiciales de agosto. Y no será hasta entonces cuando el letrado pueda sacar su artillería jurídica. Hasta ese momento, el letrado de Griñán no podrá tampoco adelantar mucho trabajo, ya que en su estrategia serán básicos, como él mismo ha reconocido, los dos votos particulares ya anunciados por las magistradas progresistas Ana Ferrer García y Susana Polo, que van a defender que el expresidente tenía que haber sido absuelto del delito de malversación, lo que le habría librado de la cárcel.

Incidente de nulidad

La defensa del exjefe de Gobierno autonómico tiene de plazo 20 días tras la notificación oficial de la sentencia para activar esta vía, que solo en contadísimas circunstancias acaba bien para el reo. Solo cabe la presentación de un incidente de nulidad cuando se haya dado la vulneración de un derecho fundamental o cuando el procedimiento haya incurrido en una serie de defectos formales que causen indefensión.

El artículo 241 de la Ley Orgánica del Poder Judicial deja claro que esta herramienta es «excepcional» y que solo se puede utilizar cuando no se haya podido denunciar la vulneración en un momento anterior o cuando la resolución no sea susceptible de recurso. Este incidente se debe presentar ante «el mismo juzgado o tribunal que dictó la resolución que hubiere adquirido firmeza» por lo que en la inmensa mayoría de las ocasiones ese órgano judicial se niega a rectificarse a sí mismo o admitir que ha violado derechos fundamentales.

La triple ofensiva de Griñán para llegar al indulto y esquivar la cárcel
Comentarios