sábado 5/12/20

Colegio Jesuitas: Estudiantes competentes, personas con futuro

«Educamos a alumnos conscientes, competentes, compasivos, comprometidos y creativos».

Las cinco ‘C’ —conscientes, competentes, compasivos, comprometidos y creativos— han marcado desde siempre las bases de la educación de la pedagogía Ignaciana y por ende del Colegio Sagrado Corazón Jesuitas de la capital leonesa. Una forma de educar que desde siempre les ha colocado a la vanguardia en todos y cada uno de los países donde cuentan con un centro educativo. Y es que la experiencia pedagógica de la Compañía de Jesús es larga y rica y a lo largo de la historia de cerca de quinientos años ha sabido dar respuesta a las necesidades educativas de numerosas generaciones.

La pedagogía Ignaciana es en su misma esencia innovadora, porque se plantea en estos momentos el dotar de herramientas a los alumnos para que sepan desenvolverse en una sociedad que ni ellos ni nosotros nos imaginamos cómo será ese mundo que les va a tocar vivir. En toda la red de colegios de la compañía —más de 800 en todo el planeta con cerca de un millón de alumnos— «queremos educar a estudiantes conscientes, competentes, compasivos, comprometidos y creativos. Hombres y mujeres para los demás. Y es por ello que estamos en un proceso de renovación pedagógica que implica nuevos métodos y nuevas herramientas (digitales, nuevas formas de plantear el trabajo en las aulas, trabajo por proyectos, colaborativo, bilingüismo, proyecto Cambridge, educación de la interioridad)», recuerda el director del centro en León, Jorge Taboada.

En base a todo esto «queremos ayudar a nuestros alumnos a que sean los protagonistas de su propio proyecto de vida. Ellos han de ir construyendo su propio proyecto, ellos han de ser el centro del aprendizaje», señala.

El colegio de Jesuitas cuenta con una oferta educativa desde los tres años hasta la universidad. Además dispone de una amplia oferta de servicios (madrugadores, comedor, transporte) y de actividades extraescolares tanto culturales como deportivas. Todo ello en un entorno y espacios deportivos incomparables en la ciudad de León.

«En nuestro proyecto queremos seguir teniendo muy en cuenta que la sociedad de León nos demanda un servicio de calidad y no la podemos defraudar. Nuestra experiencia es que los resultados de nuestros alumnos son muy satisfactorios académicamente (aunque los resultados académicos lo damos por supuesto) y, lo más importante, el colegio deja un poso para la vida a nuestros alumnos, tal como ellos mismos nos manifiestan en multitud de ocasiones que nos visitan después de finalizar sus estudios en el colegio», puntualiza el director del Colegio Sagrado Corazón Jesuitas de León, un centro que siempre ha sido referente.

Colegio Jesuitas: Estudiantes competentes, personas con futuro
Comentarios