martes 02.06.2020
Innova

Distancias para la nueva realidad

‘PEQUENOS PASEOS’. Es la aplicación desarrollada por un grupo de ingenieros para contribuir a la movilidad de los ciudadanos en
DI19P2F6-18-49-46-3.jpg
DI19P2F6-18-49-46-3.jpg

Otra forma de ayudar altruistamente en la pandemia. Ese fue el origen de Pequenos paseos, la aplicación desarrollada por un grupo de jóvenes ingenieros, dos de ellos naturales de La Aldea del Puente, que se va actualizando a medida que avanza la desescalada del confinamiento y que incluye alertas que advierten cuando deportistas o paseantes se salen de los límites marcados por la regulación. Ahora el equipo desarrolla nuevas aplicaciones que tienen que ver con la gestión del aforo en los espacios públicos que va a estar presente al menos en los próximos meses. Una de ellas se centra en un sistema de reserva y división del espacio en las playas de Galicia, y otra en la gestión del aforo en las piscinas, fundamentalmente municipales. Un nuevo enfoque complementario a las tareas que vienen desarrollando en sus distintas actividades profesionales.

Noé Gallego y Juan Álvarez forman la empresa atresproyectos, dedicada a ingeniería y arquitectura. «Nacimos hace tres años como una empresa más del sector, con una forma de trabajar tradicional», explica Gallego, que es ingeniero civil. «Pero desde el principio Juan se dedicó a investigar en tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada, y con esas tecnologías aplicadas a nuestro campo profesionales hemos logrado diferenciarnos, y comenzar un proceso de expansión volcados en ese plus que dan estas técnicas». Por ejemplo, utilizar gafas virtuales para que un cliente pueda ver cómo quedará en realidad una obra, o realidad aumentada para presentar algunos proyectos de construcción.

Además, atresproyectos tiene ya desarrollados varios proyectos en Galicia relacionados con el Camino de Santiago y las propuestas de realidad aumentada. «Somos un equipo muy joven, de menos de 30 años, y estamos abriéndonos hueco en el mercado con este tipo de propuestas», explica Noé. Gonzalo Nicolás, el otro leonés del grupo de ingenieros, estudió ingeniería informática en León, para hacer después un máster en desarrollo de videojuegos. Actualmente realiza su doctorado en Madrid. Junto a ellos colabora también Iván Meléndez.

Y juntos decidieron echar una mano a los ciudadanos en estas duras semanas. «Otros hacían mascarillas, pantallas de protección para donar a los sanitarios,... Nosotros pensamos hacer lo que sabemos: una aplicación que permitiera conocer si se estaban cumpliendo los límites de movimiento establecidos en las distintas fases de la

La aplicación, Pequenos paseos, se ha programado para dispositivos Android, «no nos ha dado tiempo a desarrollarla para iOS», y se va actualizando conforme se avanza en las distintas fases de la desescalada. «En cuanto a su funcionalidad permite elegir entre dos modos de uso, paseo o actividad deportiva. Si elegimos el primero marcará un área circular con un radio de 1 kilómetro, por ejemplo, si ese es el límite que hay para ese municipio», explica Juan Álvarez.

En caso de seleccionar el modo de actividad deportiva la aplicación marcará el perímetro del municipio en el que se encuentra el usuario, algo relativamente complejo y novedoso. Hemos detectado error en algún caso probado, pero en más del 95% de los casos funciona perfectamente, y en la modalidad de «paseo» funciona en el 100% de los casos».

La aplicación incluye también un botón de «alarma» para que la App avise en caso de que el deportista o el paseante se salga del límite permitido. «Incluso actúa en segundo plano. Es decir, te avisa incluso si llevas el dispositivo bloqueado o estás usando otra aplicación diferente, y un marcador numérico de distancia que te indicará cuánto te has alejado de tu domicilio en metros».

La aplicación se puede conseguir en Play Store: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ivanvigo.pequenospaseos

Noé Gallego destaca que la aplicación va cambiando «en función de cómo están evolucionando las restricciones en cada momento y en cada municipio, y eso es lo que seguiremos haciendo en las próximas semanas, para que cada usuario pueda conocer si se están cumpliendo los requisitos exigidos. Además, incluye también el límite de 5 kilómetros. Al final, «el objetivo es proporcionar una herramienta que pueda ser útil para los ciudadanos en este momento».

Porque «está comprobado que la gente, sobre todo si sale en bicicleta, nunca sabe muy bien dónde tiene los límites. Aquí es la propia aplicación la que te avisa».

Para desarrollar esta aplicación, que ya cuenta con más de un millar de usuarios, se ha utilizado una base de datos en la que está delimitado el contorno de todos los municipios del país, y que al instalarla detecta la zona en la que se encuentra el usuario y los límites de movilidad que le marca la normativa en ese momento.

El éxito de esta iniciativa ha llevado al equipo de ingenieros a desarrollar nuevas aplicaciones que serán especialmente prácticas en los próximos meses, y que se centran en la gestión del aforo y las distancias en playas y piscinas. «Ahora hay enorme incertidumbre sobre cómo gestionar el acceso a estos lugares, y ya se están planteando diversas alternativas. Desde la clásica de dividir los espacios con estacas y el que llegue lo ocupa a los contadores de personas para ver cuántos pueden acceder».

La propuesta de este grupo de ingenieros está basada en dividir de forma virtual, en cuadrantes, las playas y piscinas, y que además los usuarios puedan reservar uno de estos cuadrantes para un momento determinado. «Se trata de que funcione con un mecanismo similar al de las salas de cine: hay un aforo concreto y delimitado en butacas, y puedes reservar una entrada para ocuparlo. Una reserva que puede hacerse físicamente in situ, pero que también puede realizarse a través de la aplicación del dispositivo móvil».

Están ya en conversaciones con varios ayuntamientos para desarrollar esta nueva tecnología.

Distancias para la nueva realidad
Comentarios