sábado 16/1/21

La crisis sanitaria pone en primer plano a tres aspirantes a suceder a Merkel

Los que pretenden llegar a la cancillería son el ministro de Sanidad y dos gobernantes regionales
La canciller alemana Angel Merkel durante una de sus intervenciones públicas.
La canciller alemana Angel Merkel durante una de sus intervenciones públicas.

El manejo de la crisis del coronavirus ha puesto en primer plano a tres de los presuntos aspirantes a suceder en la cancillería alemana a Angela Merkel, el ministro de Sanidad, Jens Spahn, y los primeros ministros de Baviera y Renania-Westfalia, Markus Söder y Armin Laschet.

Spahn, nacido en 1980, ha tenido que liderar y coordinar, por su cargo, la lucha contra la pandemia desde el primer momento y con ello se ha convertido en probablemente el ministro más escuchado del momento.

Sus aspiraciones por llegar a las más altas esferas del poder no son un secreto para nadie. En el último congreso de la Unión Cristianodemócrata (CDU) estuvo entre los candidatos a suceder a Merkel en la presidencia del partido, quedando en el tercer lugar por detrás de Annegret Kramp-Karrenbauer y Friedrich Merz.

Ahora, de cara a la sucesión de Kramp-Karrenbauer, Spahn entrará en la lucha aunque con una fórmula de equipo, junto con Armin Laschet, considerado como la opción más continuista dentro del partido.

Laschet, nacido en 1961, también es considerado como un aspirante a la cancillería y no lo niega. En Alemania uno de los epicentros de la epidemia del coronavirus ha estado en la circunscripción de Heinsberg, en Renania-Westfalia, lo que ha obligado a Laschet a convertirse en domador de crisis.

El orden federal alemán hace que muchas de las decisiones en contra de la pandemia las tengan que tomar los Gobiernos regionales y eso le da especial protagonismo tanto a Laschet como a Markus Söder.

Söder, presidente de la Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera, partido hermano de la CDU, ha procurado ir a la cabeza de las medidas y restricciones que han tomado hasta ahora en la lucha contra el coronavirus.

Baviera fue uno de los primeros estados federados que optó por el cierre de colegios. Söder fue también quien la semana pasada defendió reforzar las medidas de reducción de contactos, al parecer en un enfrentamiento con Laschet en una conferencia de primeros ministros con Merkel.

En una entrevista que publicó este fin de semana la revista ‘Der Spiegel’, Söder asegura que Laschet lo ha llamado para darle la razón lo que, dice, es «una muestra de grandeza».

El nombre de Söder, aunque él se empeña en negar toda aspiración y en asegurar que su lugar está en Baviera, suele barajarse desde hace tiempo cuando se habla de la candidatura conjunta de la CDU y la CSU a la cancillería en las próximas elecciones generales.

Tradicionalmente el candidato a la cancillería de la Unión, como se suele llamar la alianza entre los dos partidos que forman grupo parlamentario conjunto, es o el presidente de la CDU o el jefe de la CSU.

En el pasado, dos líderes de la CSU han sido candidatos a la cancillería y ambos fueron derrotados por escaso margen: Franz Josef Strauss perdió ante Helmut Schmidt en 1980 y Edmund Stoiber fue derrotado por Gerhard Schröder en 2002.

La crisis sanitaria pone en primer plano a tres aspirantes a suceder a Merkel
Comentarios