viernes. 07.10.2022

Los rebeldes hutíes del Yemen admitieron este sábado que sus soldados lanzaron tres cilindros de gases lacrimógenos, provocando un incendio en un centro de detención de migrantes en Saná que causó la muerte de al menos 45 personas, la mayoría de las cuales eran etíopes. En un comunicado, el Ministerio de Interior de los hutíes dijo que el pasado 7 de marzo los migrantes iniciaron una huelga de hambre en el centro de detención que se tornó en «un motín», por lo que soldados de los insurgentes intervinieron lanzando cilindros de gases lacrimógenos dentro de un pabellón en el que estaban hacinadas 358 personas. Los soldados lanzaron tres cilindros, uno de los cuales cayó sobre un material inflamable y el fuego se extendió rápidamente, provocando la muerte de 45 migrantes, según la nota.

Hutíes admiten que sus soldados provocaron el incendio que mató a 45 migrantes
Comentarios