sábado 31/10/20

La Santa Sede juzga por primera vez pederastia en su territorio

Al Tribunal vaticano se le acumula el trabajo. A la investigación por el caso Becciu se une el proceso, comenzado ayer, por los supuestos abusos sexuales a un menor que se habrían producido entre 2007 y 2012 en el preseminario San Pío X, situado dentro del territorio del pequeño Estado.

En la primera sesión, que sólo duró ocho minutos, se leyó la acusación al sacerdote Gabriele Martinelli, hoy sacerdote de 28 años y que, cuando era coordinador de los seminaristas, obligó a la víctima a «soportar relaciones carnales, actos de sodomía, masturbación de él y del propio joven en diversos momentos y lugares». Ambos eran menores de edad, aunque el agresor era algo mayor y se aprovechaba de su autoridad sobre la víctima, a la que tenía amenazada. Es la primera vez que el Tribunal vaticano juzga supuestos abusos sexuales cometidos dentro de su territorio.

Junto a Martinelli también está acusado Enrico Radice, de 71 años, que era el rector del preseminario cuando se habrían producido estos episodios, que habría intentado encubrir. Al ser interrogado, Radice negó tajantemente conocer esos abusos pero un compañero de habitación de la víctima denunció haber sido testigo directo de más de 140 episodios de violencia sexual.

La Santa Sede juzga por primera vez pederastia en su territorio
Comentarios