jueves. 09.02.2023
Asegura que las elecciones no son más que un complot entre la mayoría chií y Estados Unidos

Al Zarqaui amenaza con la muerte a quienes acudan a votar en Irak

El terrorista jordano declara la guerra al sistema democrático mediante una grabación de Internet
Un policía iraquí vigila a tres ciudadanos que colocan propaganda electoral en una calle de Bagdad
El terrorista jordano Abu Musab Al Zarqaui ha amenazado con lanzar una «encarnizada guerra» contra las elecciones generales del próximo domingo en Irak e instado a los suníes iraquíes a unirse a la lucha. En una grabación de audio colgada en internet, una voz atribuida a Zarqaui afirma: «hemos declarado una guerra encarnizada contra los principios de democracia -promulgados por la Administración de EEUU- y sus representantes». Asimismo, califica la consulta de «complot» contra los suníes de Irak diseñado por EEUU con el apoyo de sus aliados chiíes y añadió que «los candidatos a los comicios buscan convertirse en semidioses y aquellos que les voten serán unos infieles». La voz atribuida a Zarqaui indica que el proceso electoral con el que EE.UU. pretende llevar la democracia a Irak es «una gran mentira» y acusa al Gobierno del primer ministro Iyad Alaui de ser «una marioneta» confeccionada por las autoridades estadounidenses para poder llevar a cabo sus planes en el país árabe. El prófugo jordano, considerado por las fuerzas estadounidenses la mayor amenaza terrorista de Irak, dirige la «Organización de Al Qaeda para la Guerra Santa en Mesopotamia», uno de los grupos más sanguinarios que opera en el país árabe y que se ha cobrado la vida de decenas de personas. Comicios en una semana Las elecciones del próximo 30 de enero están consideradas por el Gobierno interino y las autoridades estadounidenses como la piedra angular del nuevo proceso político y el camino hacia una futura estabilización del país. Diferentes facciones suníes iraquíes, que representan a más del 20 por ciento de una población de unos 25 millones, han anunciado su intención de boicotear los comicios al considerar que la violencia que sacude Irak impedirá a una parte importante de su comunidad votar en los colegios electorales. Por su parte, el ministro iraquí de Interior, Faleh al-Naquib, reveló el sábado las medidas de seguridad que se pondrán en marcha para garantizar la seguridad de aquellos que participen en la consulta. Explicó que durante los días de la votación regirá en el país un toque de queda nocturno (desde las 20:00 hora local hasta las 6:00 de la mañana del día siguiente), durante el que será detenido todo aquel que viaje en coche o porte armas. «La circulación de vehículos entre provincias y en los aledaños de los colegios electorales quedará restringida», resaltó. «Sólo las fuerzas de seguridad, las ambulancias y los medios de información podrán desplazarse, además de quienes trabajen en los colegios electorales», puntualizó. Además, entre el 29 y el 31 de enero permanecerán cerradas todas las fronteras iraquíes, así como el aeropuerto internacional de Bagdad. «Existen peligros y amenazas, pero con la mediación de Dios, todo saldrá bien. No descartamos una escalada de la violencia, ya que son muchos quienes tratan de sabotear las elecciones», indicó. En las últimas semanas, los grupos insurgentes que ensangrentan Irak han intensificado la campaña de terror en todo el país con el objetivo declarado de impedir el normal discurrir de las elecciones. Los atentados, casi diarios y en todos los rincones del país, han segado la vida de más de 200 personas entre civiles y miembros de las fuerzas de Seguridad iraquíes y soldados estadounidenses. El terrorista musulmán es uno de los asesinos más buscados por Estados Unidos, que ha ofrecido por él una recompensa de 25 millones de dólares. Además, sobre él pesan varias condenas a muerte por atentados cometidos en Jordania. «Hemos declarado una feroz guerra a este diabólico principio de la democracia» AL ZARQAUI Terrorista

Al Zarqaui amenaza con la muerte a quienes acudan a votar en Irak
Comentarios