jueves 26/5/22
Movilización

El 12 de mayo a las 12.00, paro por León

■ Los sindicatos, en coordinación con la patronal, convocan huelga de una hora frente a los centros de trabajo y una manifestación a las 20.00 horas

■ Será la primera movilización del plan para calentar la calle y acabar en una gran huelga general en otoño

■ El movimiento  llega más de dos años después de la manifestación que reunió a ochenta mil leoneses por el futuro de la provincia

DL6P6F1-18-47-02-3
El 16 de febrero de 2020 fue la última gran marcha. FERNANDO OTERO

Con la arenga enfocada en el mensaje de que «hay que poner fin a tantas décadas de promesas, mentiras, excusas y discriminación», los sindicatos, en colaboración con la patronal, convocarán al conjunto de la clase trabajadora de la provincia a frenar su actividad laboral el próximo jueves 12 de mayo, a las 12.00 horas. La movilización para la huelga llama a concentrarse durante una hora ante los centros de trabajo para reclamar a «todas las administraciones públicas con competencias en el territorio la aprobación de un plan extraordinario de actuaciones de reindustrialización e inversiones que frene la despoblación y la precarización laboral», como se recoge en el borrador del documento en el que se conjuran las direcciones provinciales de CC OO, UGT, USO y CGT. 

Bajo el lema «Yo paro por León», la convocatoria abre el ciclo de movilizaciones con el que los agentes sociales quieren aumentar de manera progresiva la presión social durante toda la primavera y el verano, en espera de una respuesta de las administraciones públicas. Si no llega esta respuesta más allá de las promesas, la estrategia avista para el otoño una huelga general con la que parar por completo toda la actividad de la provincia, a imagen de la que se hizo el 16 de mayo de 1991, según la programación.

Pero hasta llegar allí, la primera etapa del plan escoge como fecha el 12 de mayo. A mitad de semana, un jueves, los sindicatos han pactado el día en coordinación con la patronal, que no figurará como convocante directo, aunque sí participa del objetivo de la movilización: revertir el declive económico y social mediante la ejecución de inversiones estratégicas. En este empeño se aunarán los esfuerzos tanto en el paro de una hora, a media mañana, como en la manifestación que prevé partir a las 20.00 horas desde la plaza de San Marcos para recorrer el centro de la capital leonesa.

La marcha queda fuera de siglas políticas. Al contrario de lo que sucedió hace dos años, cuando los partidos aprovecharon para parapetarse detrás de las pancartas de la manifestación que aglutinó a más de 80.000 personas en León, Ponferrada y Villablino, en esta ocasión la convocatoria se centra en los agentes sociales y económicos de la provincia. La intención de los promotores pasa por lograr una unidad colectiva, transversal, que implique a trabajadores, empresarios,  autónomos, pensionistas, jubilados y estudiantes, como han repetido en los encuentros que han mantenido con colectivos en las últimas semanas para sumar adhesiones.

La manifestacion convocada en 1991, bajo el lema 'León, hazte oír'. DL
La manifestacion convocada en 1991, bajo el lema 'León, hazte oír'. DL

El documento redactado por los sindicatos para movilizar a la sociedad civil juega con el número 12: el mismo del día de la convocatoria y de la hora elegida. La docena de razones parten de que León destaca como la provincia en la que se aúna el cóctel de los peores indicadores socioeconómicos de toda España: pérdida de población, envejecimiento, tasas de actividad y paro, Producto Interior Bruto (PIB) industrial, inflación...

Arenga a la calle
Se reclama «poner fin a tantas décadas de promesas, mentiras, excusas y discriminación»

Frente a estos datos objetivos, los convocantes alertan de que «la transición energética no está siendo justa». Tras el cierre de la minería y de las centrales térmicas, los sindicatos insisten en que el planteamiento prima los proyectos de descarbonización sin centrarse en dónde se ubiquen, dentro de un compromiso que debería atender a las regiones como León que se sacrificaron, en lugar de haber apostado por otro tipo de actividades más sostenibles, esperan aún la reconversión prometida.

80.000 personas salieron a la calle en León, Ponferrada y Villablino en febrero de 2020. FERNANDO OTERO

El capítulo del déficit de las infraestructuras y proyectos pendientes argumenta otra de las razones para el paro por León. Las plataformas intermodales de Torneros y de Toral de los Vados, los peajes, el corredor Atlántico, las autovías León-Valladolid, Ponferrada-Orense y León-Braganza o la modernización de regadíos ocupan espacio en el listado de reivindicaciones arrastradas, mientras se incide en que en otras regiones se adelantan actuaciones similares en menor tiempo.

Argumentario
Los promotores esgrimen un documento resumido en 12 razones para sacar a los leoneses a la calle

La retahíla de razones se cose con la alerta del deterioro de los servicios públicos, como el cierre de los consultorios rurales; la pérdida de autonomía financiera; la explotación del medio natural, sin una planificación estratégica y con proyectos como los parques eólicos proyectados en la montaña leonesa; la precariedad laboral que empuje a la emigración, sobre todo en los colectivos de jóvenes y mujeres; la desatención a las personas mayores; el fomento del centralismo; y la invisibilización territorial, que evita que se pueda acudir como región a los fondos europeos adicionales.

Para completar las doce razones, los sindicatos dejan para el final la reivindicación de «instrumentos públicos», en referencia a la Agencia para el desarrollo económico y social, dependiente de la Mesa por León, paralizada desde hace más de dos años. Todo conlleva a la conclusión final con la que arengarán a la sociedad civil para convencerla de que la movilización y la presión social ya son las únicas soluciones posibles. 

El 12 de mayo a las 12.00, paro por León