miércoles. 10.08.2022

El alquiler en León se encarece de forma especial en el alfoz y acorrala el mercado de infravivienda

Hay 23.600 pisos para arrendar, de un total de 60.000 inmuebles vacíos, con un precio medio de 422 € al mes
undefined
La capital concentra la mayor parte de los pisos y locales en alquiler. MIGUEL F. B.

«El mercado de la vivienda en León es otra liga. La problemática de la vivienda es general, y hacen falta estudios serios sobre las necesidades. Pero las realidades son muy distintas en cada zona del país. De esta provincia la gente de va, el mercado del alquiler no parece atractivo. Sin embargo, hay una demanda interesante, y sus necesidades no están cubiertas por la oferta. La capital concentra la mayor parte de los pisos en alquiler, aunque la demanda se ha trasladado en buena parte al alfoz. Sin embargo, muchas de esas viviendas son inalquilables, envejecidas y no preparadas. Sólo aptas para quien realmente tiene necesidad, y esa no es la solución para los colectivos vulnerables».

El gerente de la Cámara de la Propiedad Urbana de León, Miguel Ángel Sánchez Fraile, explica las peculiaridades del mercado del alquiler leonés, que se ha reanimado con fuerza en el primer semestre de este año, aunque no llega a los niveles prepandémicos. Las rentas se han incrementado de manera importante, pero siguen situadas en niveles muy asequibles respecto a las rentas medias. «Otra cosa es la precariedad en la que trabajan muchas personas».

Y otra más las medidas que pretenden adoptarse a nivel nacional para controlar un encarecimiento que no tiene nada que ver con la realidad del mercado del alquiler en León. «No son aplicables aquí, pero crean inseguridad jurídica. ¿Consecuencia? Aún menos pisos adecuados en el mercado».

El parque de alquiler

La provincia tiene actualmente en alquiler alrededor de 23.600 viviendas, la práctica totalidad de ellas en la capital y su alfoz. Son un 12% del total de hogares contabilizados estadísticamente en León, y una pequeña parte de las viviendas que están vacías. Eso con un mercado de alquiler al alza, a pesar del parón de la pandemia y de que el impulso del mercado del alquiler en el primer semestre de este ejercicio no alcanza las cifras de contratos de los dos años anteriores a la pandemia.

La renta media que se cobra por estos alquileres dista mucho de las cifras disparatadas que se publican a nivel nacional, y no reflejan la realidad de un mercado no sólo dispar, sino antagónico. En el caso de la capital el alquiler medio que se paga ha pasado en seis meses de 406 a 429 euros, casi un 5,7% de incremento en lo que va de año. Aunque el mayor crecimiento en los precios del alquiler se contabiliza cuando se tienen en cuenta las viviendas del alfoz de León: de 397 a 422 euros en seis meses, un 6,3% más. El cambio en las aspiraciones habitacionales de los leoneses con la pandemia es el responsable de esta mayor demanda en las localidades limítrofes a la capital, con mayores dimensiones y sobre todo más espacio al aire libre.

El gerente de la Cámara de la Propiedad Urbana de León explica que el encarecimiento de las rentas de alquiler en León es «importante, aunque siguen sin ser exageradamente altas». Un aumento que atribuye a que «hay menos pisos baratos en alquiler, Ahora sólo el 13% de las viviendas se alquilan por menos de 300 euros al mes, cuando hace cinco años eran un 30%».

Los demandantes de vivienda han incrementado sus exigencias, y eso implica pagar rentas más altas. «Los pisos viejos, que dejan mucho que desear, han pasado a un segundo plano. El 64% de los contratos realizados en los últimos meses pagan entre 300 y 500 euros al mes. La mayoría son de más de 400 euros, y los de más de 600 son residuales. Pero son los pisos mejor preparados, hay pocos y en cuanto salen al mercado se alquilan».

Evolución del mercado

El mercado del alquiler de vivienda registró un gran crecimiento en León a partir de 2008, «cuando los bancos cerraron el grifo de las hipotecas». Porque la aspiración de los leoneses, de los españoles en general, sigue siendo tener una vivienda en propiedad. «Más del 75% de los hogares quiere comprar, no alquilar. Quienes viven de renta lo hacen porque no consiguen cumplir las condiciones que exigen las entidades financieras, o porque están de paso por motivos de trabajo». Y eso en León no es tan frecuente, aunque sí se queda con la escasa oferta de más calidad de los pisos que se ponen en el mercado del alquiler.

En crecimiento
Entre enero y junio se firmaron en León 1.311 contratos de alquiler, y el año pasado 2.439 en total

Sánchez Fraile señala también que muchos jóvenes esperan la entrada en vigor del bono de ayuda (que en Castilla y León se puede solicitar entre el 1 de septiembre y el 30 de noviembre, y supone una ayuda mensual de 250 euros) para contratar un alquiler. Una medida, como otras contempladas en la nueva legislación de vivienda, que el Banco de España considera que puede inflar más los precios, y no resuelve el problema estructural del acceso en el país.

Desde la Cámara rechazan también medidas como limitar el incremento de las rentas. «Es una medida caprichosa y cargada de ideología que no va a solucionar nada. En León, en el conjunto de Castilla y León, no es directamente aplicable. Pero crea una inseguridad jurídica a los propietarios que impide que se pongan más viviendas en el mercado».

Más de 1.300 contratos, y en el 35% del SMI

En los seis primeros meses de este año la Cámara de la Propiedad Urbana de León registró un total de 1.311 contratos de arrendamiento de viviendas, mientras que en todo 2021 se firmaron 2.439 alquileres (apenas 2.019 en 2020). Con todo, no se llega a los niveles de actividad de 2018 y 2019. En la zona de la capital y su alfoz el alquiler medio de este último período fue de 422,38 euros, lo que supone acelerar un incremento que se había producido de forma más moderada desde 2017, cuando el alquiler medio estaba en algo más de 373 euros. El 34% de las viviendas firma una renta mensual de algo más de 457 euros; y otro 29$ de casi 370 euros. Las que están por debajo de 300 euros son ya apenas un 13% (fueron en todo caso 176 en seis meses); mientras que las de entre 500 y 700 euros son un 21%, 270 pisos. Sólo 37, un 3%, pagan más de 700 euros al mes. Estas cifras medias están alrededor del 35% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), y este es el porcentaje máximo de ingresos que se recomienda dedicar a la vivienda. «Se supone que nadie cobra menos, aunque ahí está la precariedad. Pero León no es una ciudad cara para vivir de alquiler», señala Miguel Ángel Sánchez.

El alquiler en León se encarece de forma especial en el alfoz y acorrala el mercado de...