lunes 25.05.2020
Enseñanza

La alta carga burocrática «frustra» a los docentes porque daña su labor en clase

CSIF revela el hartazgo de los educadores, que además dicen no contar con medios adecuados
Una de las clases del instituto Juan del Enzina, en imagen de archivo. FERNANDO OTERO
Una de las clases del instituto Juan del Enzina, en imagen de archivo. FERNANDO OTERO

«Hartos y frustrados», así se sienten los docentes leoneses ante la alta carga burocrática que les obliga a asumir la administración y que perjudica a su trabajo académico y formativo, además de a la atención educativa a los alumnos. Así se desprende de un a encuesta realizada por el sindicato CSIF que refleja que más del 90% de los educadores considera excesivo el trabajo burocrático que se desarrolla en los centros educativos y, además, un 71,5% añade que no disponen de los medios ni de la formación necesaria para realizar estas tareas administrativas. A la hora de concretar si el papeleo afecta sobre su labor en clase, el 87,3% responde que sí y el 100% precisa que estas tareas provocan desmotivación y malestar, en vez de ser un apoyo a su trabajo como educadores.

El 90,7%, cree que hay papeleo o determinados trámites institucionales que se podrían simplificar, porque son demasiado complejos y difíciles de interpretar. Ante la pregunta de la encuesta en la que se incidía sobre si «es necesaria y útil toda la información que se pide en los centros», desde CSIF señalan que resulta «muy llamativo» que el 77,4% de los encuestados afirmen que no es significativa o que muchas veces resulta redundante.

Para las estadísticas
Maestros y profesores reclaman personal administrativo que asuma el papeleo y los datos

«Un dato preocupante para nuestro sistema educativo es que el 92,6% considera que los procesos de evaluación por estándares se han convertido en pura burocracia, que socava el proceso de enseñanza-aprendizaje y condiciona la tarea del profesorado, muchas veces desvirtuando su materia», alerta la presidenta autonómica del Sector de Educación de CSIF en Castilla y León, Isabel Madruga. La solución que proponen es, el 80% de los encuestados, la contratación de personal de administración y servicios, que asuma gestiones como los datos de becas y matriculación, seguido de las tareas relacionadas con el comedor escolar, el servicio de transporte y madrugadores, con incidencia mayor en los centros de Educación Infantil, Primaria y Educación Especial. Por otro lado, casi el 90% del profesorado considera que el programa Releo Plus debe ser llevado a cabo por personal administrativo.

Dar facilidades
El 90% considera que los trámites se podrían simplificar, porque son difíciles de interpretar

Los docentes también critican que tienen doble carga de trabajo, porque mucha de la documentación, además de enviarla en formato digital tienen que sumar otro envío en papel y que se piden datos curso tras curso. Además, exigen la actualización de los equipos informáticos y sus programas.

Madruga especifica que la encuesta refleja que «gran parte de estas labores burocráticas las realizan excediendo su jornada laboral. El profesorado debe impartir docencia, innovar metodología, preparar reuniones de coordinación con otros docentes, atender tutorías y un largo etcétera de tareas, cuya utilidad y necesidad se pone en tela de juicio, evidenciándose que tanta burocracia no tiene un efecto directo en la mejora de la atención al alumnado», precisa Madruga, que pide a la Administración que «elimine su obsesión» por las estadísticas, objetivo final de todo el papeleo.

La alta carga burocrática «frustra» a los docentes porque daña su labor en clase