jueves 25/2/21
Multados

La cabalgata de Reyes amplía la brecha entre la Junta y los municipios leoneses

La administración autonómica se dispone a sancionar a León, San Andrés y Villaquilambre
Una imagen de la última cabalgata de Reyes en León. FERNANDO OTERO

La cabalgata de los Reyes magos, en la víspera de la festividad de la Epifanía, trae cola para algunos de los ayuntamiento de León. Entre ellos, el de la capital leonesa, San Andrés del Rabanedo y otros del alfoz, como Sariegos y Villaquilambre, incluidos todos en la relación de los expedientes abiertos por la Junta y su consejería de Sanidad en Valladolid.

Cree la administración autonómica que los eventos organizados para conmemorar la efeméride que recrea cada año la llegada de los Reyes Magos portadores de regalos y deseos de los niños y mayores, excedió los límite de la sana distancia y, por tanto, puso en riesgo la salud de las personas por convocar aglomeraciones en torno a la zona de paso de la comitiva; en el caso de León, como en los municipios del alfoz, el evento se limitó a la circulación de un puñado de vehículos por las arterias principales de la ciudad, entre ellos los tres que portaban a cada rey mago, además de otros secundarios del cuerpo municipal de policía, del parque de bomberos o de protección civil, que escoltaban la marcha real.

El prisma autonómico

La Junta interpreta que el 5 de enero se creó riesgo a la salud; y fija sanciones de hasta 600.000 euros

El expediente abierto por la administración de la autonomía se refiere al articulado que considera falta grave por poner en riesgo la salud la concentración de personas que oscilas entre 15 y 150 en número; detalle que los agentes inspectores que alientan y fundamentan el expediente de la Junta a León pudo haberle localizado cuando la comitiva de los reyes magos de León transitó a través de Ordoño II, que pudo atraer una aglomeración de muchedumbre, que en el criterio de la legislación dictada por la propia autonomía resulta un hecho susceptible de sanción; de entre 600 euros y 600.000 euros, según se valora en la tabla de castigos económicos que conlleva saltarse la normativa en esta materia de no ocasionar aglomeraciones de personas.

Contra ese criterio que impulsa el expediente sancionador de la Junta, de su consejería de Sanidad, la valoración de los ayuntamientos leoneses afectados por el envite. Crece el sentido general de que no se actuó en contra de la norma ni se puso en riesgo en ningún momento a las personas de sufrir un contagio del virus del covid. Incluso, se alude a l prisma de doble rasero de la administración autonómica, por pedir colaboración a los ayuntamientos en la lucha contra la pandemia en cuestiones que resultan ajenas a la competencia municipal mientras impulsa esos expedientes sancionadores.

La apertura de este arbitrio que va camino de acabar en una sanción económica por el programa de la tarde de Reyes magos acentúa el abismo entre la Junta y los ayuntamiento leoneses.

La cabalgata de Reyes amplía la brecha entre la Junta y los municipios leoneses