jueves. 11.08.2022
Supercomputador

Caléndula a toda velocidad

La Junta aprueba casi medio millón de euros para reducir el tiempo de respuesta de los cálculos
Interior del supercomputador, ubicado en el Crai-Tic de la Universidad de León. JESÚS F. SALVADORES

El Centro de Supercomputación de Castilla y León, conocido como Scayle, aumentará la velocidad de sus cálculos tras una inversión de medio millón de euros que aprobó ayer el Consejo de Gobierno, que permitirá la adquisición de nuevos computadores de última generación y mejorar los equipos de transformación eléctrica para garantizar el funcionamiento ininterrumpido de la infraestructura, lo que conllevará una ampliación de la capacidad de cálculo del supercomputador Caléndula.

Desde la Consejería de Fomento, de donde depende orgánicamente Scayle, señalan que gracias a las inversiones que se llevarán a cabo con cargo a esta aportación, se reducirán los elevados tiempos de espera de los grupos de investigación y universidades de la comunidad para acceder a los servicios de cálculo intensivos ofrecidos por el centro de supercomputación, ubicado en el Campus de Vegazana de la Universidad de León, y que, entre otras funciones, permiten la realización de análisis genéticos o de materiales en un tiempo mínimo.

Infraestructura singular

Con las mejoras, Scayle logra los compromisos adquiridos tras entrar en la red nacional

Así mismo, la fundación logrará cumplir de forma adecuada con sus compromisos como miembro de la Red Española de Supercomputación y, en especial, desde la inclusión de la misma en el mapa de Infraestructuras Científico-Técnicas Singulares que ofrece servicios de cálculo a grupos y proyectos de investigación de excelencia nacional e internacional cuyos resultados tienen alto impacto en la sociedad.

La Fundación Centro de Supercomputación de Castilla y León es una fundación sin ánimo de lucro constituida por la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento, y la Universidad de León. Forma parte del sector público de la Comunidad y sus presupuestos se integran en los Presupuestos Generales de la Comunidad de Castilla y León. Sus fines son la mejora de las tareas de investigación de la universidad y de los centros de investigación y de las empresas de Castilla y León promoviendo acciones de innovación en el mundo de la Sociedad del Conocimiento y proporcionando un entorno de trabajo excelente en el área del cálculo intensivo, las comunicaciones y los servicios avanzados, contribuyendo mediante el perfeccionamiento tecnológico al desarrollo económico de la comunidad y a la mejora de la competitividad de las empresas.

Caléndula a toda velocidad
Comentarios