sábado 24.08.2019
los problemas del tráfico urbano

Los conductores tienen la culpa en nueve de cada diez atropellos a personas mayores

La falta de reflejos y la tendencia a vestir ropa oscura hace que las víctimas no puedan evitar a veces los accidentes.
Los conductores tienen la culpa en nueve  de cada diez atropellos a personas mayores

Nueve de cada diez atropellos en los que la víctima era una persona mayor son culpa de los conductores, de acuerdo a los datos que manejan la Policía Local, el Ayuntamiento de León y Automovilistas Europeos Asociados, que achacan esta proporción fundamentalmente a la falta de reflejos de las personas de edad avanzada (aunque los causantes son los conductores, hay casos en los que con mayor agilidad el peatón podría escapar de estas situaciones) y a la tendencia a vestir ropas oscuras, que a la caída de la tarde o en zonas de iluminación más pobre, aumenta el riesgo de los viandantes de convertirse en víctimas.

A criterio del responsable de la Unidad de Tráfico de la Policía Local, Ángel Ordás, una persona joven, en una situación de riesgo tiene más capacidad de reacción y ante un mismo caso, puede que evite el accidente».

Los peatones tienen preferencia en los pasos de cebra que no tienen señalización luminosa «pero el conductor no lo aprecia porque muchas veces va atento a otras circunstancias de la circulación y pierde un poco la atención en este aspecto». No obstante, hay situaciones en las que la visibilidad juega malas pasadas: «Cuando hay más concentración de vehículos, se ve menos a las personas que cruzan. Luego, a determinadas horas de la caída de la tarde, también hay mucho peligro porque son personas que habitualmente tienden a vestir de colores oscuros y el conductor los distingue con más dificultad».

El Ayuntamiento de León ha instalado indicaciones luminosas en las proximidades de los pasos de cebra «para advertir a quien lleva el vehículo que se acerca a una zona de riesgo», explicó el concejal de Tráfico, Fernando Salguero. También se han instalado indicadores que recuerdan al viandante que antes de cruzar se debe de mirar a izquierda y derecha «pero es el peatón quien tiene que tomar las precauciones». Se han hecho múltiples campañas de sensibilización «y hay una persona específica de la Policía Local (Eva Sahagún) que está realizando un trabajo ingente de concienciación con charlas y actividades educativas para personas mayores».

PIRÁMIDE DE POBLACIÓN

Mario Arnaldo (Automovilistas Europeos Asociados), destaca la problemática de la pirámide de edad: «La población envejece y habrá cada vez más mayores en los accidentes. Estadísticamente, cada vez va a ser un problema más grave en ciudades como León». Se trata también de buscar medidas de prevención «porque un peatón busca el camino más recto, no el más adecuado. Hay que mejorar la concienciación para que se autroprotejan y también el diseño urbano de caminos seguros donde se vea que hay itinerarios para que la persona mayor lo use más y se pueda traer con más bancos para descansar, baños para usarlo, itinerarios mejores, Y para eso la Organización Mundial de la Salud lo ha diseñado las ciudades amigables».

Los conductores tienen la culpa en nueve de cada diez atropellos a personas mayores